Cochabamba, lunes 20 de agosto de 2018

La absurda historia del árbol más solitario

| | 13 may 2018



El mítico Árbol de Ténéré, ubicado en el desi-erto del Sahara, en la región de Niger, tuvo uno de los finales más absurdos que ha tenido un ser vivo a lo largo de la historia. Era la única sombra en un radio de 400 kilómetros.

Durante tres siglos, el Árbol de Ténéré sirvió de referencia a viajeros y caravanas, y era testigo mudo de la frondosidad que un día enverdeció la desértica región.

Según los historiadores el árbol formaba parte de un bosque gigantesco, que desapareció como consecuencia del cambio climático. Solo quedó él. Hacia 1930, una excavación francesa descubrió que el árbol se mantenía con vida porque sus raíces rescataban el agua de un pozo subterráneo que se encontraba a 30 metros de profundidad. Fue durante esta excavación cuando el árbol sufrió la rotura de su rama principal como consecuencia del choque de un camión, tal y como recordó, ´Smithsonian´.

En 1973, un conductor ebrio se lo llevó por delante. El coche se salió de la carretera e impactó contra el único árbol que existía en la localidad, como hemos comentado antes, no existía nada más en un radio de 400 kilómetros. Tenía 300 años.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa