Cochabamba, lunes 15 de octubre de 2018
Privatización de mercados

Vendedores anhelan ser dueños de cinco hectáreas de La Pampa

<FONT face="Arial">Es el mercado más grande de todo el departamento. Un día fue una laguna artificial. </FONT>
Twitter:@becor2002 | betty condori rojas | 29 abr 2018

Una vista panorámica de uno de los sectores del mercado La Pampa.

Carretillas cargadas de frutas, verduras o carne se cruzan por los alrededores de la avenida República entre Pulacayo y Punata. Esquivan a las decenas de micros, trufis y vehículos particulares que circulan por la atestada zona que concentra a la mayor cantidad de comerciantes en el mercado La Pampa.

Es el centro comercial más grande del departamento. Tiene cinco hectáreas, es decir abarca cinco cuadras,

El dirigente de La Pampa Ronald Durán asegura que son 6.000 afiliados, pero un levantamiento municipal de datos identifica a 11.980.

El mercado está dividido por rubros: la venta de ropa, de frutas, de verduras, de electrodomésticos, de celulares, de personas que leen la suerte, de vendedores que ofrecen ofrendas para la Pachamama e incluso de quienes ofertan artículos a medio uso.

Es uno de los centros de abasto más visitado. Llegan los productores o los mayoristas, por tanto las verduras y frutas cuestan menos.

“Queremos convertirnos en un mercado turístico”, dice Durán. A su lado, Ramiro Jiménez respalda cuanto dice su dirigente. Poco después, se suma el asesor legal de La Pampa, Dateo Chambi Gonzales también comerciante.

Los tres coinciden en que el ser dueños de las cinco hectáreas del mercado es un caro y antiguo anhelo acariciado desde cuando era alcalde Manfred Reyes Villa (1993-2000).

En cada nueva gestión municipal intentaron que la nueva autoridad asuma el compromiso de venderles el mercado, pero no lo consiguieron y siempre recibían una respuesta negativa. En sus mentes está aquella gestión de hace 12 años cuando, proyecto en mano, se dirigieron hasta el Congreso Nacional, en La Paz, pero les dijeron: No.

Sus esperanzas renacieron hace casi tres años, en 2015, cuando hubo elecciones para alcalde. “Se presentó José María Leyes como candidato y ahí le hicimos firmar un compromiso para que cuando sea autoridad sí o sí elabore un proyecto otorgando a los comerciantes la propiedad de los puestos”.

“Es un caro anhelo de los comerciantes. Queremos ser dueños de los sitios que habitamos desde hace 30 a 40 años. Estamos ya por la tercera generación”, dice Durán.

Recuerda que les entregaron el terreno sin construcción alguna y todo lo allí se levantó (casetas, tinglados, comedores y otros) es resultado del sacrificio de cada vendedor.

“Hoy hablamos de 6.000 comerciantes legalmente establecidos en La Pampa, pero muchas casetas aún están en proceso de saneamiento con la actualización de los nombres de las personas en cuyo poder están los sitios”.

“Muchas casetas estaban a nombre de otras personas y eso ha pasado de mano en mano”.

La semana del 16 de abril, luego de estallar la denuncia de sobreprecio en la compra de mochilas escolares y antes de que el juez dicte la detención domiciliaria de José María Leyes, el Alcalde les anunció de que ya tenía listo el proyecto y pidió que los comerciantes acompañen con una marcha a entregar el proyecto a Ventanilla Única del Concejo a fin de que sea esa instancia la que apruebe el inicio de gestión para la enajenación del bien público.

“Lastimosamente, después del jueves 19 de abril, sucedió la aprehensión del Alcalde por las famosas mochilas chinas, pero vamos a seguir nuestro trámite en el Concejo”.

Leyes tiene detención domiciliaria acusado por presunto sobreprecio.

Hasta el miércoles 25 de abril, Durán desconocía que el Ejecutivo recogió de Ventanilla Única el proyecto presentado por Leyes. Aquello sucedió el mismo jueves debido, según explicaciones, a problemas de forma, como la mala foliación del documento.

“A nosotros nos interesa ser dueños de nuestros puestos de venta porque con eso vamos a ser sujetos de crédito ante los bancos. Nos beneficia, por eso hemos ido a dejar, junto con Alcalde, al Concejo. También nos hemos reunido con el presidente del Concejo y hemos acordado que una comisión revisará el proyecto junto con nosotros. Tenemos dos abogados que son también comerciantes”.

Los vendedores tienen la esperanza de que tras las revisiones de ley, el proyecto sea llevado hasta la Asamblea Legislativa Plurinacional para su tratamiento”.

Durán dice que antes conversaron con Leyes y acordaron que se construirán tres mercados para los vendedores ambulantes, que son gente que migra desde las provincias impulsadas por la pobreza.

“La promesa involucra al mercado La Pampa, pero les beneficiará a todos los mercados como el Calatayud, Fidel Araníbar, San Antonio, 25 de mayo, 27 de Mayo y otros.

Durán señala que mucha gente considera que “es un imposible”, pero que como dirigentes ya analizaron la situación y que la Asamblea Legislativa puede aprobar “por necesidad y utilidad pública”.

“Ojo, que esa venta debe estar sujeta a una reglamentación. Nadie puede convertir el sitio en algo que no sea para venta”.

LO ESPACIOS

Las dimensiones de las casetas y los puestos de venta varían de acuerdo al rubro. Un puesto de venta de plátanos mide 4x4 metros, otros 1.50 x 1.50, algunos son más grandes como los espacios para los comedores que llegan a los 20 metros cuadrados.

Durán considera que este trámite será diferente porque en esta ocasión están cuidando los detalles legales. “Los otros alcaldes no tenían la voluntad de ayudarnos, pero ahora es diferente con Leyes”.

SOÑAR NO

CUESTA NADA

Ramiro Jiménez es secretario de Relaciones del mercado La Pampa y asegura que el sueño tiene más de 50 años de antigüedad. “Pero esta vez tenemos que ser positivos, porque ‘soñar no cuesta’. Desde hace tiempo que este deseo va tomando forma”.

Sin especificar nombres ni ciudades, Jiménez asegura que en varias lugares de Bolivia muchos comerciantes ya ocuparon legalmente los bienes públicos.

Señala que en Quito, Ecuador, los vendedores ya son dueños de los sitios.

Asegura que tienen planes para mejorar el mercado, todo pensando en la comodidad de los compradores. “Quién sabe podemos construir una guardería y un parqueo”.

El abogado Dateo Chambi explica que la figura jurídica con la que la Alcaldía dio los espacios a los comerciantes se llama usufructo, es decir aprovechar un bien público de manera casi vitalicia porque están de generación en generación, previo pago anual de un patente único municipal.

Usufructo

Sabemos que no están incluidas las vías, calles y otros asentamientos por ser de dominio público, pero por el tiempo de usufructo queremos pelear por la propiedad.

Dateo Chambi, abogado

Laguna y pantano

Lo que hoy es La Pampa fue en el pasado una laguna artificial que se fue secando para convertirse en un pantano, luego una pampa donde vendían ganado.

El mercado fue fundado el 5 de noviembre de 1.965.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa