Cochabamba, viernes 19 de octubre de 2018

Hallan cómo mejorar fármaco antimalárico

El compuesto medicinal artemisinina proviene del ajenjo dulce y los científicos descubrieron cómo aumentar esa producción.
WASHINGTON/EFE | | 26 abr 2018



Un equipo de biotecnólogos diseñó una estrategia para aumentar los niveles de artemisinina, un potente compuesto antimalárico que se produce de manera natural a través de un tipo de arbusto chino, según un estudio publicado recientemente en la revista especializada Cell Press.

"Nuestra estrategia para la producción a gran escala de artemisinina cubrirá la creciente demanda de este compuesto medicinal y ayudará a abordar este problema de salud mundial", señaló el autor principal del trabajo, Kexuan Tang, de la Universidad de Jiao Tong, en Shangai.

Actualmente, la baja cantidad del fármaco antipalúdico producida por el arbusto ajenjo dulce no satisface la demanda global, por lo que los investigadores desarrollaron estrategias de ingeniería metabólica destinadas a mejorar la expresión de los genes de la ruta biosintética de la artemisinina en esa planta.

Según la Organización Mundial de la Salud, la malaria mata a un niño cada dos minutos y afecta aproximadamente a 216 millones de personas en 91 países en 2016 y causó un estimado de 445.000 muertes en todo el mundo ese año solamente.

El mejor tratamiento disponible para la malaria, en particular para los casos causados por el parásito "P. falciparum", es la terapia de combinación basada en la artemisinina.

Además de su actividad antipalúdica, se han demostrado efectos terapéuticos de este compuesto contra el cáncer, la tuberculosis y la diabetes.

Sin embargo, el suministro de artemisinina es limitado debido a que este compuesto medicinal típicamente constituye solo entre el 0.1 por ciento y el 1 por ciento del peso de las hojas del ajenjo dulce.

Pasos que dieron los biotecnólogos

Los investigadores dirigidos por Kexuan Tang, de la Universidad de Jiao Tong, en Shangai generaron un ensamblaje de alta calidad del genoma del arbusto de 1.74 gigabases, que contiene 63.226 genes codificadores de proteínas, uno de los números más grandes entre las especies de plantas secuenciadas.

Tomó varios años completar esta secuencia del genoma debido a su gran tamaño y alta complejidad.

El estudio agregó una gran cantidad de información sobre Asteraceae, una de las familias más grandes de plantas que consta de más de 23.600 especies de hierbas, arbustos y árboles distribuidos por todo el mundo, incluidos muchos con considerable importancia medicinal, ornamental y económica. Un importante impedimento para la explotación de los recursos de la familia Asteraceae en ciencias básicas y de reproducción ha sido la ausencia de secuencias de genoma de referencia, según los autores.

"Los datos del genoma del ajenjo dulce que proporcionamos aquí serán un activo valioso para la investigación biológica fundamental sobre la evolución de las plantas y otros temas, así como los programas de mejoramiento aplicados".

La secuencia proporcionó nuevos conocimientos sobre la ruta metabólica completa implicada en la artemisinina.

Mosquito causante

La malaria es una enfermedad parasitaria que involucra fiebres altas, escalofríos, síntomas seudogripales y anemia, por un parásito que se transmite a las personas través de la picadura de mosquitos infectados.

“Desde hace dos años Bolivia está libre de malaria por plasmodium falciparum”, informó el responsable del Programa Nacional de Control de Malaria del Ministerio de Salud, Omar Flores Velasco.

Fondo de apoyo

La fundación del multimillonario Bill Gates, que codirige con Melinda Gates, invertirá hasta 2023 más de 800 millones de euros en la lucha contra la malaria.

El epidemiólogo Pedro Alonso afirmó que en 2015, la Iniciativa Multilateral sobre la Malaria, acordó reducir la mortalidad por malaria en un 40 por ciento en 2020, y en un 90 por ciento en 2030, algo “muy ambicioso que no vamos a poder conseguir” dijo Alonso.

Vidas salvadas

El epidemiólogo y director del Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pedro Alonso, destacó el avance realizado, con unas siete millones de vidas salvadas en los últimos 15 años y una reducción de la mortalidad de un 60 por ciento .

Según la OMS en los últimos dos o tres años se frenó el progreso y “empieza a haber señales de que empezamos a recular, a perder parte de los logros conseguidos”, lamentó Alonso.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa