Cochabamba, domingo 19 de agosto de 2018

Diabetes gestacional ¿qué es y cómo se trata?

El embarazo es una etapa de muchos cambios para la mujer, es por ello que se debe tener mucho cuidado para evitar la aparición de enfermedades. 
babycenter.com | | 26 abr 2018



La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que algunas mujeres desarrollan durante el embarazo. Alrededor del 2 por ciento al 10 por ciento de las futuras mamás sufren esta enfermedad, considerada una de las más comunes del embarazo.

La diabetes es una enfermedad complicada. En pocas palabras, lo que significa es que los niveles de azúcar en la sangre están muy altos. Cuando comes, el sistema digestivo descompone la mayoría de los alimentos en un tipo de azúcar conocida como glucosa. La glucosa entra a tu torrente sanguíneo y, con la ayuda de la insulina (una hormona producida en el páncreas), las células de tu cuerpo transforman la glucosa en energía.

Sin embargo, si tu cuerpo no produce suficiente insulina, o si las células de tu organismo no responden bien a la insulina, la glucosa se queda circulando por la sangre en lugar de llegar a las células y convertirse en energía.

Es posible que durante el embarazo las células no respondan tan bien a la insulina, debido a los cambios hormonales. Para la mayoría de las futuras mamás, eso no representa ningún problema ya que simplemente el páncreas crea más insulina. Sin embargo, otras mujeres no pueden, y por lo tanto los niveles de azúcar en su sangre se elevan demasiado. Es entonces cuando aparece la diabetes gestacional o diabetes del embarazo.

La diabetes gestacional usualmente no presenta ningún síntoma. Es por ello que a casi todas las mujeres embarazadas se les realiza una prueba que se llama prueba de tolerancia a la glucosa entre las 24 y las 28 semanas.

Sin embargo, a las mujeres que corren alto riesgo de padecer diabetes, o a las que muestran signos de tenerla

, los médicos les recomiendan hacerse la prueba en su primera visita prenatal y de nuevo entre las 24 y 28 semanas, si el resultado sale negativo.

En caso de que la prueba salga positiva, no quiere decir que tengas diabetes del embarazo, sino que hace falta una prueba más detallada (prueba de tolerancia a la glucosa, o GTT por sus siglas en inglés) para saberlo con seguridad.

Si la diabetes gestacional no se trata adecuadamente puede tener consecuencias muy serias para tu bebé a corto y largo plazo.

Cuando esta diabetes aparece, hay mucha azúcar circulando por la sangre que le llega directamente al bebé. Eso obliga al páncreas del bebé a producir más insulina para procesar la glucosa. El exceso de azúcar e insulina en la sangre puede hacer que el bebé engorde mucho mientras aún está en el útero, sobre todo en la parte de arriba del cuerpo.

Si el bebé es muy grande el parto vaginal puede ser más difícil o puede requerirse una cesárea. Este exceso de peso se conoce como macrosomia. Los bebés con macrosomia a veces no pueden pasar bien por el canal vaginal y en ocasiones, debido a su tamaño, uno de los hombros se queda atascado.

La comprobación de los niveles de azúcar en la sangre del bebé y la administración de glucosa por vía intravenosa, si es necesario, pueden prevenir problemas serios, como convulsiones, coma y daño cerebral.

Depende de lo seria que sea tu diabetes, pero por lo general hay que llevar un registro bastante riguroso de cuáles son tus niveles de azúcar en la sangre. Hay varios tipos de aparatos que puedes usar, pero los más comunes utilizan una pequeña lengüeta o tirita metálica, que se inserta en un medidor de glucosa.

Nutrición durante el embarazo 



Cuando una mujer se encuentra en esta etapa no es el mejor momento para escatimar calorías o ponerse a dieta. De hecho, ocurre justamente lo contrario pues se necesita aproximadamente 300 calorías diarias más, sobre todo cuando el embarazo esté bastante avanzado y el bebé crezca más deprisa. Si la mujer es muy delgada, es muy activa o espera gemelos, necesitará ingerir todavía más calorías. Pero, si tiene sobrepeso, es posible que su médico le recomiende no aumentar tanto la ingesta de calorías.

Comer de forma saludable siempre es importante y especialmente durante el embarazo. Por lo tanto, asegúrese de que las calorías que ingiere proceden de alimentos nutritivos que contribuirán al crecimiento y desarrollo del bebé.

Se debe intentar seguir una dieta equilibrada que incorpore los siguientes alimentos:

- Carne magra

- Fruta y verdura

- Pan integral

- Productos lácteos de bajo contenido en grasas.

Pacientes con diabetes



Se aconseja que las personas que sufren de diabetes deben llevar un estilo de vida sana centrada en lo siguiente:

1. Actividad física

La Asociación Americana de Diabetes recomienda que los pacientes con diabetes lleven a cabo ejercicios aeróbicos, de resistencia, flexibilidad y de equilibrio. Los ejercicios aeróbicos pueden mejorar la función cardiorrespiratoria y la sensibilidad a la insulina; el entrenamiento de resistencia puede aumentar la masa muscular y la fuerza; los ejercicios de flexibilidad ayudarán a aumentar el rango de movimiento alrededor de las articulaciones; y los ejercicios de equilibrio pueden disminuir el riesgo de caídas en los adultos mayores con diabetes. Los pacientes con diabetes tipo 2 deben reducir su comportamiento sedentario, ya que aumenta el riesgo de mortalidad y morbilidad.

2. Terapia de nutrición

Los investigadores escribieron que las personas con diabetes deben recibir terapia de nutrición médica individualizada, preferiblemente de una dietista profesional. Las dietas deben presentar patrones de alimentación saludables que contengan alimentos nutritivos, como por ejemplo en la dieta mediterránea y en las dietas basadas en vegetales. Los hidratos de carbono más altos en fibra y más bajos en la carga glucémica deben estar controlados y las bebidas azucaradas deben evitarse para controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular y el hígado graso.

3. Dejar de fumar

La investigación anterior ha demostrado que dejar de fumar se asocia con un beneficio sustancial en el impacto de las enfermedades cardiovasculares en pacientes con diabetes tipo 2. El número de casos se reduce considerablemente.

4. Apoyo psicológico

Los médicos deben evaluar al paciente desde el punto de vista psicológico, teniendo en cuenta aspectos como la angustia y otros problemas psicosociales generados por la diabetes.

Esa condición tiene un impacto directo en el control de la diabetes.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa