Cochabamba, sábado 26 de mayo de 2018

La pugna entre Rusia y EEUU en Siria mata a 510 mil personas

Siria afronta desde marzo de 2011 un levantamiento popular en contra del régimen de Bashar al Assad, que ha derivado en enfrentamientos y desplazado a 12 millones de habitantes, una población similar a Bolivia.
REDACCIÓN Twitter: @DiarioOpinion | | 22 abr 2018

Una imagen de cómo quedó una ciudad de Siria tras los ataques.

En territorio sirio todos los días hay muertos y enfrentamientos entre grupos opositores al Gobierno de Bashar al Assad y sectores que respaldan su permanencia como mandatario.

Están así desde hace siete años, desde 15 de marzo de 2011 exactamente. La respuesta de Al Assad fue brutal contra los opositores a su Gobierno, a quienes les llamó “terroristas”, y activó los más sangrientos operativos armados con saldos fatales cuyo número llega a cientos de miles, igual que desplazados y refugiados.

Al cumplirse el séptimo año del conflicto, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos reporta más de 2 millones de heridos y otros 12 millones de desplazados o refugiados, es decir una población parecida en cantidad a la de toda Bolivia.

Al menos 511.000 personas han muerto en la guerra en Siria.

La ONG, que cuenta con colaboradores en toda Siria, ha conseguido documentar 353.935 de esas muertes, de las que casi un tercio corresponde a civiles.

El recuento recopila la muerte de 106.390 civiles, entre los que 19.811 eran menores de edad y 12.513, mujeres.

59.424 sirios y 63.360 extranjeros que combatían en grupos rebeldes o islamistas han muerto.

En las filas leales al presidente sirio, Bashar al Assad perecieron 63.820 militares, 48.814 milicianos sirios, 1.630 miembros del grupo chií libanés Hizbulá y otros 7.686 extranjeros chiíes.

Entre las muertes documentadas por la ONG figuran 196 personas desconocidas y 2.615 desertores.

SIRIA FRAGMENTADA

El Observatorio agregó que el Gobierno de Al Assad controla actualmente el 57.57 por ciento del territorio sirio, mientras que las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias encabezadas por kurdos, dominan el 26.8 por ciento .

Diferentes facciones islamistas y rebeldes poseen 12.7 por ciento del terreno; las fuerzas turcas, que iniciaron una ofensiva en el norte del país el pasado 20 de febrero, se hicieron con el control del 1.9 por ciento de Siria; y el Estado Islámico (EI) controla una parte marginal del resto del país.

ALIMENTA LA GUERRA

Pero quizá, la resistencia de Al Assad no habría sido tanta ni tantos años, si no fuera por la intervención de dos potencias mundiales que alimentaron cada uno de los lados enfrentados.

Este conflicto tiene sus orígenes en la corrupción, en lo político, en la pobreza, en la violación de derechos humanos y en el deseo de apropiarse de tierras. Pero también en la desigualdad. De hecho, esta crisis se inició con las primaveras árabes en 2011 con movimientos sociales, grupos espontáneos de personas, organizaciones que empezaron a movilizarse y reclamar sus derechos que consideraban menoscabados. Unos “muchos” que pedían a unos “pocos” un sistema más igualitario.

La guerra civil de Siria enfrenta principalmente a cuatro facciones: el Gobierno sirio de Bashar al Assad; la oposición, dividida a su vez en numerosos grupos; los kurdos; y los terroristas islamistas de Estado Islámico. Estos son actualmente, a grandes rasgos, los apoyos y enemistades internacionales de cada uno, según abc.es.

RÉGIMEN DE AL ASSAD

Son aliados del presidente sirio, Bashar al Assad, el Gobierno de Rusia y el de Irán. Vladímir Putin ha proporcionado armas y cobertura militar al régimen sirio, en su intento de mostrar su fuerza en el tablero internacional. El apoyo de Irán pretende afianzar su posición como potencia regional sosteniendo a un dictador alauí, secta derivada del islam chií, el que profesa el régimen de los ayatolás. Irán proporciona soporte militar, armamentístico y económico a Damasco, la capital de Siria.

Son enemigos al régimen de Al Assad, EEUU, Reino Unido y Francia y, sobre todo, están contra Rusia, que sostiene al régimen sirio. Hasta ahora, la implicación militar directa de Occidente en Siria se había limitado básicamente a la lucha contra el Estado Islámico.

LA OPOSICIÓN

Los aliados de oposición moderada suní son apoyados diplomáticamente por las potencias occidentales como parte necesaria para la solución negociada de un conflicto enquistado. Sin embargo, no existe un apoyo unívoco puesto que la oposición a Al Assad, los rebeldes al régimen están muy fragmentados, con grupos enfrentados entre sí, algunos de ellos terroristas. Esta dispersión complica el apoyo internacional. Sin coordinación en la ayuda —la militar especialmente proporcionada por Arabia Saudí y Turquía—, cada país sostiene a diferentes grupos rebeldes, un extremo que ha acentuado esa fragmentación.

Rusia e Irán, aliados de Damasco, ayudan militarmente a Al Assad a combatir las posiciones rebeldes. Los enemigos de Al Assad son sus enemigos.

Ubicación

Siria está en Asia. Su capital es Damasco. Tiene 18.502.413 habitantes. Su idioma es el árabe. Sus vecinos son Irak, Israel, Jordania, Líbano y Turquía.

2

Millones de heridos

De acuerdo a la Organización No Gubernamental Observatorio Sirio de Derechos Humanos, 2 millones de personas fueron heridas en los episodios bélicos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa