Cochabamba, sábado 26 de mayo de 2018

7 preguntas para entender el origen de la guerra en Siria

Siete años de conflicto sufren los pobladores de la región. Los enfrentamientos iniciaron en 2011 con el pedido de civiles de renuncia del presidente Al Assad.
REDACCIÓN/BBC MUNDO Twitter:@DiarioOpinion | | 22 abr 2018

Un edificio destruido en un ataque en Siria, tras siete años de enfrentamiento. EFE

Desde su inicio en 2011, la guerra en Siria ha ocasionado la muerte de más de medio millón de personas, según la Organización de Naciones Unidas.

Lo que comenzó como un levantamiento pacífico contra el presidente Bashar Al Assad en 2011 se convirtió en brutal y sangrienta guerra civil que ha arrastrado a potencias regionales e internacionales.

BBC explica cómo empezó este conflicto.



1. ¿Cuál era la situación en Siria antes de que estallara la guerra?

Años antes de que el conflicto comenzara muchos sirios ya se quejaban de un alto desempleo en el país, de extensa corrupción, falta de libertad política y de la represión del Gobierno del presidente Bashar al Assad, quien había sucedido a su padre, Hafez, en 2000.

Los grupos armados de oposición han cambiado radicalmente desde que comenzó la guerra en 2011, cuando un grupo de adolescentes que habían pintando consignas revolucionarias en un muro escolar en la ciudad sureña de Daara fueron arrestados y torturados por las fuerzas de seguridad.

El hecho provocó protestas prodemocráticas, inspiradas por la Primavera Árabe, las manifestaciones populares que en ese momento se extendían en los países de la región y que clamaban más democracia y derechos para sus poblaciones.

Las fuerzas de seguridad, sin embargo, respondieron abriendo fuego contra los manifestantes, matando a varios.



2. ¿Cómo estalló la guerra civil?

A medida que el levantamiento de oposición a Al Assad se extendía, la represión del Gobierno se intensificó.

Los simpatizantes de la oposición comenzaron a armarse, primero para defenderse y después para expulsar a las fuerzas de seguridad de sus regiones.

Al Assad era también más duro. La violencia subió. Se formaron cientos de brigadas rebeldes para el combate.

En 2012, los enfrentamientos llegaron hasta la capital Damasco y la segunda ciudad del país, Alepo. El conflicto adquirió pronto características sectarias enfrentando a la mayoría sunita del país, contra los chiitas alauitas, la rama musulmana a la que pertenece el Presidente.



3. ¿Quién pelea contra quién?

La rebelión armada de oposición ha evolucionado significativamente desde el comienzo de la guerra.

Lo que se conoce como "la oposición" -es decir, quienes desean la destitución del presidente al Assad- está formada por numerosos grupos rebeldes de diversos tipos de personas.

Estos grupos incluyen tanto combatientes rebeldes moderados y seglares (como el Ejército Libre Sirio, ELS), así como grupos islamistas y yihadistas.

Y entre estos últimos han figurado tanto el autodenominado Estado Islámico (EI) como el Frente al Nusra, un grupo que en sus comienzos estaba afiliado a al Qaeda y que a principios de 2017 se fusionó con otros cuatro grupos islamistas para convertirse en Tahrir al Sham.

Los combatientes de EI terminaron creando "una guerra dentro de una guerra” enfrentándose tanto a la oposición moderada como a otros grupos islamistas así como a las fuerzas del Gobierno.

Y en el conflicto también participan los grupos kurdos basados en el norte de Siria, que buscan el establecimiento de áreas bajo su control en esa parte del país, además de fuerzas de otros países.

También se involucraron Arabia Saudita, Turquía y EEUU junto a otros de sus aliados (por lo general en apoyo a algunos grupos rebeldes o en contra de los islamistas), así como Rusia e Irán, de lado de Al Asad.



4. ¿Cómo se involucraron las potencias internacionales?

Aunque EEUU ha apoyado a algunos grupos rebeldes con armamento y equipos, ese apoyo se ha visto limitado por el temor a que las armas terminen en manos de los grupos yihadistas.

Y a partir de 2014, Estados Unidos, junto con Reino Unido, Francia, y otros seis países, dirigieron incursiones aéreas contra EI en Siria, pero evitando atacar a fuerzas del Gobierno sirio.

Durante su presidencia, Barack Obama se limitó a insistir en la renuncia de al Assad. El actual mandatario Donald Trump dio a entender durante su campaña electoral que la guerra en Siria no era una de las prioridades, pero el 6 de abril de 2017, la Casa Blanca sorprendió a muchos cuando, por primera vez en el conflicto, ordenó un ataque que involucró 58 misiles de crucero contra las fuerzas de Al Assad.

La acción militar estadounidense fue en respuesta a un devastador ataque con armas químicas que, según se denunció, había sido llevado a cabo días antes por el Gobierno sirio.

Un año después, el 14 de abril de 2018, y con el apoyo de los gobiernos británico y francés, Washington realizó otra operación aérea en respuesta a un nuevo ataque con armas químicas contra la población civil de Douma.

En esta oportunidad, la acción militar atacó supuestas infraestructuras de armas químicas de Siria, que incluyeron un centro de investigación, instalaciones de almacenamiento y puestos de comando.

Si bien estos últimos bombardeos fueron descritos como "ataques de una noche", Trump amenazó con tomar más medidas si el Gobierno sirio usa armas químicas en el futuro.

Tras el supuesto ataque químico de abril de 2018, Trump aseguró que no solo Siria, sino también Rusia e Irán "pagarían un precio" por violar nuevamente las normas internacionales.



5. ¿Por qué está durando tanto esta guerra?

Un factor clave ha sido la intervención de potencias regionales y mundiales.

Su apoyo militar, financiero y político para el Gobierno y la oposición ha contribuido directamente a la intensificación de la guerra.

También se ha acusado a las potencias regionales de fomentar el sectarismo en lo que era un Estado ampliamente secular.

Las divisiones entre la mayoría sunita y los chiitas alauitas han provocado que ambas partes cometan atrocidades que no solo han causado una enorme pérdida de vidas, sino han destruido comunidades, fortalecido posiciones y reducido las esperanzas de lograr una solución política.



6. ¿Cuál ha sido el impacto de esta guerra?

El Centro Sirio para Investigación Política, un organismo de estudios independiente, calcula que el conflicto ha causado 470.000 muertes; según cifras de la ONU, hasta marzo de 2017 unos 5 millones de personas habían huido de Siria; otro 10 por ciento de refugiados ha buscado asilo en Europa; cerca de 70 por ciento de la población no tiene acceso al agua potable, una de cada tres personas no puede satisfacer sus necesidades alimentarias básicas; más de dos millones de niños no van al colegio y una de cada cinco personas es pobre.

7. ¿Qué ha hecho la comunidad internacional para poner fin al conflicto?

Debido a que ninguna de las partes es capaz de infligir una derrota decisiva contra la otra, la comunidad internacional concluyó hace mucho que la única forma de poner fin a la guerra es con una solución política.

Muchos intentos, pero todos fracasaron.

En abril de este año, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió, pero no emitió ninguna condena en contra del ataque de los EEUU a Siria.

17

Millones de habitantes

Según los últimos informes, Siria es un país con 17.285 352 de habitantes. Lleva más de seis años inmersa en una guerra que se ha llevado a miles. Un conflicto que nació con la intención de derrocar al presidente Bashar Al Assad.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa