Cochabamba, sábado 26 de mayo de 2018

Siria, el escenario donde las potencias prueban armamentos

Los dispositivos del que disponen los actores claves del conflicto en Siria: EEUU, Rusia, Francia y Reino Unido son mortales. El gas sarín destruye el sistema nervioso muy rápidamente y el cuerpo deja de funcionar. 
CNN-bbcmundo Twitter:@DiarioOpinion | | 22 abr 2018



Estados Unidos y Rusia, junto con sus aliados, han medido sus fuerzas no solo políticas, sino militares y han mostrado su poder bélico con los misiles y armas químicas.

Estados Unidos se unió a las fuerzas armadas de Gran Bretaña y Francia para lanzar una serie de ataques aéreos contra las instalaciones de armas químicas del régimen sirio.

Esa acción fue la respuesta al supuesto ataque con armas químicas de Duma -en el este de Damasco, capital de Siria- del que tanto el Gobierno de Emmanuel Macron (presidente de Francia) y Theresa May (primera ministra de Gran Bretaña) señalaron como responsable al régimen de Bashar Al Assad y el que la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) aún no pudo comprobar porque nuevamente se aplazaron las investigaciones previstas para el miércoles pasado debido a un tiroteo.

EEUU

Estas son algunas de las armas que utilizaron:

- Jets de combate Tornado de Gran Bretaña.

Gran Bretaña contribuyó a la operación con cuatro jets de combate Tornado armados con misiles crucero Storm Shadow.

Los aviones despegaron de la base de la fuerza aérea británica en Akrotiri, Chipre, y su objetivo era una instalación de armas químicas sirias en Homs, la tercera ciudad más grande.

El Tornado GR4 de doble turbina es la principal aeronave de ataque terrestre británica, y está armado con misiles Storm Shadow, que llevan una cabeza de 400 kilos a una distancia de 400 kilómetros.

- Jets Rafale de Francia

La oficina del presidente de Francia Emmanuel Macron publicó en Twitter un video de su jet de combate Rafale despegando para participar en la misión.

La ministra de Defensa, Florence Parly, dijo que los aviones volaron desde bases en Francia. Como los Tornado británicos. Los Rafale pueden ir armados con misiles Storm Shadow.

-Bombarderos B-1 de Estados Unidos

Un funcionario de defensa estadounidense dijo que la Fuerza Aérea de ese país utilizó bombarderos B-1 en el ataque en Siria.

Estados Unidos no dio detalles de las armas que transportaban los B-1, pero funcionarios dijeron que misiles crucero fueron utilizados en el ataque.

El B-1 de cuatro motores es capaz de desplegar misiles crucero JASSM, que llevan una carga de 450 kilos y tienen un rango de 370 kilómetros. Eso significa que, como los Tornado y los Rafale, los B-1 no necesitaban exponerse a las fuerzas de defensa antiaérea de Siria.

Aunque las fuentes no dijeron desde donde despegaron los B-1, a principios de este mes, medios de la Fuerza Aérea mostraron imágenes de los B-1 llegando a la base estadounidense de Al Uldeid, en Qatar.

- Cruceros y destructores de Estados Unidos

Fuentes de defensa de Estados Unidos dijeron que al menos un barco de guerra estadounidense en el Mar Rojo participó en los ataques. Los destructores Arleigh Burke y los cruceros Ticonderoga de la Armada de Estados Unidos llevan decenas de misiles Tomahawk con un rango de hasta 2.500 kilómetros.

-Misiles Tomahawk

Los funcionarios de defensa estadounidenses no especificaron qué armas fueron utilizadas durante los ataques en Siria. Sin embargo, los misiles Tomahawk han sido el arma elegida en operaciones pasadas, incluyendo la lanzada por el Gobierno de Trump el año pasado.

- Fragatas de Francia

Francia utilizó misiles crucero lanzados desde tres de sus fragatas multimisión y otra de sus fragatas tradicionales en los ataques a Siria, dijeron fuentes a CNN.

ARMAS DE RUSIA Y SIRIA

El sistema de defensa aérea de Siria ha sido duramente golpeado por los recientes ataques de Israel, pero sigue siendo una amenaza para cualquier avión de guerra pues sus misiles aún son lo suficientemente rápidos para derribarlo.

El sistema que solía ser capaz, conformado mayormente por misiles de tipo S-200, ha sido actualizado recientemente para incluir armas rusas como los cohetes SA-22 y SA-17.

Al Asad cuenta con defensas antiaéreas adquiridas a Rusia, además de sofisticados radares chinos.

Los S-200 usan combustible líquido y están diseñados para volar a velocidades de hasta Mach 8 (9.800 kilómetros por hora). Son guiados por radar hasta su objetivo y una vez que lo alcanzan detonan sus 217 kilogramos de carga explosiva.

Desde la base aérea de Shayrat -que dispone de dos pistas de aterrizaje de 3 kilómetros de longitud así como de decenas de hangares, edificios y depósitos- la Fuerza Aérea Siria opera sus cazabombarderos Su-22 y MiG-23. Sin embargo, mucha de la flota es obsoleta y requiere de un mantenimiento significativo para mantener su capacidad ofensiva.

Según las autoridades rusas, para hacer frente al bombardeo las fuerzas sirias usaron sistemas de misiles antiaéreos S-125, S-200, Buk y Kvadrat.

Aseguraron que estos sistemas, por ejemplo, habrían permitido interceptar 12 misiles cruceros disparados por las potencias occidentales contra el aeropuerto militar sirio de Al Dumayr, según reseñó el sitio de noticias estatal ruso Sputnik Mundo.

Estados Unidos cree que el gas sarín, un agente neurotóxico, fue usado junto al cloro en un supuesto ataque del Gobierno sirio en Guta Oriental, una acción que llevó a una respuesta militar de potencias occidentales, dijo lanacion.com.ar.

Así lo aseguró un alto funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, y afirmó que el análisis de imágenes tomadas en la escena del ataque de hace dos semanas en Duma apuntaba al uso de ese agente prohibido. "Y si bien la información disponible es mucho mayor sobre el uso de cloro, tenemos información importante que también apunta al uso de sarín".

El gas sarín representa una de las armas químicas más letales del mundo que los terroristas eligen para ataques masivos y en lugares públicos.

El sarín es un neurotóxico que ataca el sistema nervioso central de la persona que entra en contacto con el gas. Hace que los impulsos emitidos por el cerebro se sobreexciten, los músculos no se puedan relajar, aparezcan espasmos y un colapso que termina con la muerte por asfixia, señala la publicación.

Las consecuencias varían en función de la cantidad de gas que entre en contacto con las víctimas. Cuando la exposición es directa y alta provoca convulsiones, parálisis, pérdida de conciencia y muerte por asfixia rápida.

Al ser incoloro e inodoro, en su estado puro, y expandirse por el aire, es muy difícil de ser detectado y hasta que no aparecen los síntomas una persona no sabe que fue afectada.

Fue descubierto, por accidente, en 1938 en Alemania, mientras se trabajaba para generar un nuevo pesticida. En 1991, a través de la resolución 687, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo incluyó en la lista de armas químicas de destrucción masiva.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa