Cochabamba, domingo 19 de agosto de 2018

Usar la resiliencia emocional para aprender del fracaso

Todos podemos mantener una actitud positiva ante cualquier tipo de circunstancia difícil, hacer frente a las adversidades, aprender a reponernos de las derrotas y hacer del sufrimiento una virtud en la vida.
www.entrepreneur.com | | 19 abr 2018



¿Quién no ha llegado un día a casa con ganas de tirar la toalla, de salir huyendo mientras se tiene la sensación de que ya no puede dar un paso más en la dirección correcta? 

Seguramente a más de uno ha sentido esa sensación de fracasar en algún aspecto de la vida, en mayor o menor medida,Pero ¿sabías que el fracaso puede verse como éxito?

Efectivamente, no todos asocian el fracaso de una manera negativa, y lejos de huir de el creen que lo pueden enfrentar. Esto se puede constatar al revisar los relatos de los emprendedores más exitosos y ver que para ellos el fracaso fue uno de los elementos constantes y claves en su ruta al estrellato.

Sería difícil pensar un mundo o un ser que no pasó por el fracaso. Es siempre una posibilidad toda vez que tomamos un riesgo, que nos atrevemos a algo nuevo en la vida. No solo en el mundo de los negocios, lo mismo en la vida personal. Es decir, es importante entender que el fracaso es una situación sumamente común en el ser humano.

No obstante, la diferencia está en cómo lo asume cada persona.

Ciertamente las dificultades en la vida pueden ser un gran reto y qué tan fácil sea vencerlas dependerá en gran medida de la voluntad y decisión de cada uno, afirman expertos. Pero lograr eso que llaman resiliencia –la capacidad de superar circunstancias traumáticas- es la clave para fortalecerse personalmente y ganar confianza para seguir adelante.

La “resiliencia emocional”, está considerada para los psicólogos como un arma de defensa para superar situaciónes conflictivas y salir enriquecidos por las experiencias.

Para Derek Mowbray, presidente de la consultora sobre liderazgo WellBeing and Performance Group, la resilencia "es una forma de enfrentarse a las circunstancias” y es básicamente, “una elección".

En palabras de Mowbray, la resilencia se trata de la capacidad de mantener una actitud positiva. El control en momentos de alto estrés son los sellos de la resiliencia, que es ante todo, “aceptar y abrazar los riesgos, en lugar de intentar evitarlos”, afirma.

Pasos para cambiar de actitud

1. Establecer vínculos con otras personas. Aquí es importante aceptar ayuda y apoyo de aquellas personas que se preocupan por ti y que están dispuestas a escucharte.

2. No considerar que la crisis es un problema insuperable. No puedes cambiar el hecho de que ocurran situaciones altamente estresantes; pero sí puedes cambiar la forma en que interpretas estas situaciones y cómo respondes ante ellas.

3. Aceptar que el cambio forma parte de la vida.

4. Avanzar hacia las metas. Haz algo de forma regular, aun si parece un logro pequeño, que te permita avanzar hacia tus metas.

5. Actuar con decisión. Actúa con determinación, en lugar de distanciarte completamente de los problemas y el estrés, y desear que simplemente desaparezcan.

6. Buscar oportunidades para conocerse mejor a uno mismo. Muchas veces, las personas aprenden algo nuevo de sí mismas y se dan cuenta de que han crecido en algún sentido, como consecuencia de su lucha ante las pérdidas con las que las enfrenta la vida.

7. Cultivar la confianza en tu capacidad para resolver problemas y confiar en tus instintos te ayudan a desarrollar la resiliencia.

8. Poner las cosas en perspectiva. Aún cuando afrontas situaciones muy dolorosas, trata de ver la situación estresante en un contexto más amplio y mantén una perspectiva a largo plazo. Evita exagerar la situación.

9. Mantener una actitud positiva. Trata de visualizar lo que quieres, en lugar de preocuparte por lo que temes.

10. Cuidarse. Presta atención a tus propias necesidades y sentimientos. Cuidarte te ayuda a mantener tu mente y cuerpo en excelentes condiciones para atravesar situaciones que requieran tu capacidad de recuperación.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa