Cochabamba, domingo 24 de junio de 2018

Las cooperativas escolares de venden su producción en Renedo

| | 16 abr 2018



Unos 400 estudiantes de once centros educativos de Piélagos, Camargo, Santander, Torrelavega y Santa Cruz de Bezana (Cantabria, España) han participado en el mercado de cooperativas escolares en Renedo, dentro de un proyecto educativo de emprendimiento y promoción de la economía social.

El pasado viernes, los alumnos tuvieron la oportunidad de vender los productos y/o servicios desarrollados en cada uno de sus centros, en el marco del Proyecto educativo de Emprendimiento, promoción y difusión de la Economía Social.

Con esta actividad, los centros integrantes de la Asociación de Centros de Enseñanza de Economía Social de Cantabria impulsan el espíritu emprendedor; la potenciación de las capacidades personales y profesionales; la conexión de la escuela con el mundo laboral y empresarial o la puesta en práctica de un modelo de empresa social, basado en el cooperativismo.

El proyecto de Cooperativas escolares, además, facilita la contextualización de los aprendizajes, para que los estudiantes sean capaces de relacionar los conocimientos adquiridos con su vida cotidiana.

Antes de participar en el Mercado de Cooperativas Escolares de Renedo, cada uno de los 11 centros emprendió en las aulas un largo proceso, que dio comienzo con la creación de una mini-empresa o de una iniciativa colectiva social.

Así, los estudiantes no solo tuvieron que crear empresas o colectivos sociales, sino darles un nombre, organizar equipos, diseñar imágenes y abordar otros aspectos importantes como los relativos al producto o servicio, su precio y los canales de promoción.

En una segunda fase, el proyecto consistió en la realización de un estudio de mercado, en el entrenamiento y ensayo del productos o servicio, en la puesta en marcha de su difusión y su creación, como pasos previos a la tercera fase, de carácter práctico, consistente en su desarrollo y puesta en marcha.

El pasado viernes, los estudiantes cumplieron la cuarta fase con la venta de diademas, marca páginas, llaveros, imanes, carteras, collares y camisetas, entre otros, para obtener ingresos que destinarán a proyectos sociales.

La quinta etapa, de balance económico, incluirá el análisis de los resultados y el reparto de beneficios. La sexta fase consistirá en la evaluación de la actividad, del trabajo desarrollado y la opinión de la clientela, culminando el proceso con una séptima fase de exposición de la experiencia.

Fuentes: www.eldiarioalerta.com

www.eldiariomontanes.com



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa