Cochabamba, domingo 19 de agosto de 2018

“Hoy no, mi amor”: ¿les pasa a ellos?

Causas. La falta de deseo sexual dejó de ser un tema solo de mujeres. Ahora también ellos plantean este mismo problema. 
TEXTOS. mejorconsalud.com/// FOTOs. eldia.com, corito.ca, diabetesaldia.com, gcdn.emol.cl/// | | 15 abr 2018



AUSENCIA DEL DESEO SEXUAL

Para averiguar las posibles causas de la falta de apetito sexual es conveniente consultar con un especialista, que ayude a diagnosticar si se trata de un problema físico o psicológico.

Es muy normal que tanto hombres como mujeres presenten una falta

de apetito sexual de vez en cuando,

ya que los niveles de libido pueden

variar a lo largo de toda la vida. También puede que estos no coincidan

con los de la pareja.

Sin embargo, en los hombres, la falta de apetito sexual durante largos períodos de tiempo puede ser una causa

de preocupación. Aquí hay algunas de las causas que pueden provocar esta disminución.

1. Depresión

Cambia todos los aspectos de la vida de quien la padece. Es normal que, cuando te sientes deprimido, experimentes una parcial o completa falta de apetito sexual.

La disminución de la libido puede ser también un efecto secundario de algunos antidepresivos.

Es importante que hables con tu médico si estás bajo tratamiento farmacológico: solamente él podrá indicarte si necesitas disminuir la dosis o incluso cambiar el tratamiento.

Dejar el medicamento por tu cuenta puede llevarte a una fuerte recaída e, incluso, a un mayor grado de depresión.

2. Bajos niveles de testosterona

La testosterona es una hormona masculina muy importante que se produce en los testículos y es la responsable de la construcción de los músculos, masa ósea y de la estimulación de la producción de esperma, además

de influir en el deseo sexual.

Si presentas bajos niveles de testosterona (350 a 300 nanogramos por decilitro), puedes tener deficiencia de la misma. Esto es normal que ocurra cuando se va envejeciendo. También una caída drástica puede influir en la falta de apetito sexual. Si este es tu caso, habla con tu médico sobre qué tratamiento debes seguir.

3. Enfermedades crónicas

Cuando tu salud se ve afectada es probable que el sexo deje de estar en tu lista de prioridades. Esto se debe a que tu cuerpo se enfoca en luchar contra el padecimiento. Es importante que hables con tu pareja.

También puedes recurrir a la ayuda de consejeros matrimoniales para hablar acerca de tus problemas.

4. Fármacos

Existen ciertos medicamentos que pueden disminuir tus niveles de testosterona, por lo que ocasionan falta de apetito sexual.

Entre los que más problemas ocasionan en este sentido están los antidepresivos, los medicamentos contra la calvicie, antihistamínicos, marihuana medicinal, medicamentos anticoagulantes y beta-bloqueadores.

Todos estos pueden causar problemas a la hora de tener una erección e incluso eyacular.

Si has visto estos efectos luego de incorporar alguno de estos medicamentos, considera hablar con tu médico sobre algunas alternativas.

5. Envejecimiento

Con la edad, los niveles de testosterona disminuyen. El nivel más alto de libido en los hombres se da en la etapa de la adolescencia; de ahí en adelante disminuye de manera paulatina.

Entre los 60 y 65 años es normal notar una

diferencia en tu libido. Es natural que, a medida que envejeces, te sea más difícil tener orgasmos, eyacular o excitarte.

La buena noticia es que existen medicamentos que pueden ayudarte con el tema.

6. Síndrome de Piernas Inquietas

Es el impulso incontrolable de mover las piernas. Un estudio encontró que los hombres con Síndrome de Piernas Inquietas tienen un riesgo mayor de sufrir disfunción eréctil que aquellos que no padecen el síndrome.

En el estudio se demostró que el riesgo de sufrir disfunción era de, al menos, un 50 por ciento más, en comparación con hombres que no padecían

este síndrome y que además eran propensos a la esterilidad.

7. Problemas para dormir

Un estudio encontró que los hombres con apnea obstructiva del sueño experimentan niveles más bajos de testosterona, al igual que una

disminución en la actividad sexual y la libido.

Esto provoca una deficiencia en el equilibrio hormonal y dificulta el adecuado descanso.

El problema se incrementa cuando mayor

es el paciente.

8. Estrés

Cuando estás distraído con algunos problemas bajo grandes niveles de presión, o incluso ansiedad, tu deseo sexual puede disminuir de manera drástica. Esto se debe a que el estrés altera el nivel de tus hormonas y afecta a la testosterona.

Por otro lado, tus arterias se pueden endurecer en momentos de estrés y volverse más estrechas. Esto restringe el paso de la sangre, lo que causa disfunción eréctil.

CONSEJOS

Existen muchos tratamientos para la libido baja, pero todo depende de qué muestren los resultados de una revisión a fondo.

* Consulta con tu médico de confianza antes de realizar cualquier cambio significativo en tus hábitos de vida.

* Valora la posibilidad de tomar medidas para aumentar tu apetito sexual por tu cuenta como: * Lleva una vida más activa, duerme lo suficiente, evita altos niveles de estrés y come de manera saludable.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa