Cochabamba, sábado 15 de diciembre de 2018

El duende andaluz vuelve con Piraí Vaca y Marcos Malavia

Sobre el espectáculo de teatro y música que retorna a Cochabamba, donde se presentará este martes a las 20.00 horas.
Redacción | | 15 abr 2018



El guitarrista Piraí Vaca y el actor Marcos Malavia retornan a Cochabamba con la obra El duende andaluz, que se presentará este martes 17 de abril, a las 20.00 horas, en el teatro Achá (C. España casi Heroínas).

Se trata de un espectáculo teatral y musical, basado en la Teoría y Juego del Duende, de Federico García Lorca, que, reinventado por Malavia, invita a descubrir al duende que despierta la magia de los artistas. Poética, musical, graciosa e intensa, en la obra un payaso y un gitano hacen estremecer el escenario en busca de esta misteriosa criatura. El duende andaluz se presentó el año pasado en 10 funciones en París, con las mejores críticas. La actual gira se realizará por cuatro ciudades.

Malavia es dramaturgo, novelista, actor y director de teatro, residente en París. Fundador y Director de la Escuela Nacional de Teatro, ha recibido recientemente la Medalla de Honor del Senado francés y obtenido el premio francés Lire tes rêves 2009, con su novela Tragaluz. Es master en Estudios Teatrales de la Universidad de París. Estudió, además, con Marcel Marceau en la Escuela Internacional de Mimodrama de París, y fue miembro de la prestigiosa compañía francesa Renaud-Barrault.

Vaca, el guitarrista más famoso de Bolivia ha recibido muchos premios, incluyendo el Fellowship of the Americas otorgado por el prestigioso John F. Kennedy para las Artes (EEUU). Entrenado bajo la guía de Jesús Ortega en Cuba para luego perfeccionar sus habilidades con luminarias como Manuel Barrueco en Estados Unidos y Hubert Kappel en Alemania, Vaca tiene una sensibilidad capaz de transportar la imaginación de los oyentes a otros mundos.

Acerca de una anterior presentación de El duende andaluz, el escritor y periodista Antonio Rivera Mendoza señaló: “Nos trajeron la mejor España, Lorca y la música gitana. La simbiosis funciona a la perfección: Piraí se acompaña de un Malavia que bolivianiza a Lorca. Marcos, de un Vaca que perfecciona la música perfecta. El duende de Federico se instaló desde mucho antes de las 8 de la noche del viernes en el Adela Zamudio, y nos trepó desde los pies hasta el aplauso. Esperó entre bambalinas, bajo los reflectores apagados, en el silencio multiplicado de ausencias que es un teatro en reposo, como nos lo revelara Malavia. La distancia de la guitarra de Piraí lo desesperaba, como la pasión se desespera, hasta que al fin, casi en punto, pudo salir liberado por el alma del músico y meterse en sus venas y con esa sangre bordar melodías gitanas conmovedoras e inflamadas”.







TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa