Cochabamba, viernes 14 de diciembre de 2018

Nutrición infantil y sus necesidades básicas

Son varios los factores que determinan el crecimiento y la talla definitiva de un niño. El factor genético influye en gran forma, pero no debemos olvidar la importante relación que existe entre crecimiento y alimentación.
alimentación-sana.org | | 12 abr 2018


Está demostrado que una dieta hipocalórica (pocas calorías) severa llevada a cabo sin el control del médico o nutricionista, altera el crecimiento en dos etapas: si la malnutrición dura poco tiempo, el retraso de crecimiento se recupera tan pronto como se vuelva a una alimentación adecuada. En cambio, si el déficit alimentario se prolonga por más tiempo, la fase de recuperación no se produce aunque se restablezca la dieta equilibrada con un suplemento.

Las consecuencias de la malnutrición son especialmente severas si esta se produce en edades muy tempranas. Es importante tener en cuenta tanto la provisión de nutrientes para un adecuado crecimiento y desarrollo, como también para iniciar la prevención de trastornos en la adultez.

La enseñanza de una correcta alimentación desde la niñez, con el transcurso del tiempo genera hábitos alimentarios que acompañan al individuo durante toda la vida.



Priorizando Alimentos

Alimentación correcta es aquella que:

- Es variada: compuesta por los cinco grupos de alimentos.

- Es suficiente: porque su cantidad está en relación con el período de la vida, actividad y trabajo que desarrolla el individuo.

- Está bien distribuida: se realiza con intervalos variables, no menos de cuatro comidas al día.

- Es higiénica: porque se realiza siguiendo ciertas reglas que disminuyen el riesgo de transmitir enfermedades infecciosas o tóxicas.

- Una dieta sana y equilibrada para un niño debe estar constituida por alimentos variados y adecuados a la edad, gustos, hábitos y actividad física e intelectual del mismo.

- El aporte calórico debe ser adecuado para mantener el peso normal, para evitar tanto la malnutrición como la obesidad.

- La dieta debe proporcionar un 60 por ciento de hidratos de carbono, 15 por ciento de proteínas y un 25 por ciento de grasas.

- La base de una buena alimentación está asegurada consumiendo diariamente alimentos de los cinco grupos que componen la pirámide alimentaria (lácteos, carnes, legumbres y huevos, frutas y verduras, harinas y cereales, grasas y azúcares).

No favorecer el consumo de gaseosas y jugos artificiales que contienen gran cantidad de azúcar. En su lugar, se debe incentivar el consumo de jugos naturales de fruta fresca.

La alimentación es determinante para la vida de las personas, empezando desde los primeros años hasta la adultez.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa