Cochabamba, viernes 20 de julio de 2018

NOSOTROS LOS ADOLESCENTES

| | 02 abr 2018


Uno de los principios de los Derechos Humanos es la Igualdad. Sin embargo, algunas familias se han visto afectadas por factores circunstanciales que imposibilitan su desarrollo integral como Adolescentes. Estas circunstancias pueden ir desde problemas económicos, hasta situaciones de extrema violencia que vulneren sus derechos como NNA’s, esto impide que como familia logren sobrellevar los problemas y dificulte el desarrollo de habilidades para un cuidado responsable, llevándoles a situaciones de vulnerabilidad de descontrol por falta de apoyo profesional.

Seguramente, les surgen preguntas como ¿Quiénes son las poblaciones en situación de vulnerabilidad? ¿Qué es una situación de vulnerabilidad?

Primeramente, las poblaciones más afectadas por vulneración a sus derechos son especialmente las Niñas, Niños y Adolescentes; Mujeres; Personas adultas mayores; Personas con discapacidad; Pueblos indígenas; Personas privadas de libertad y los Migrantes, TLGB’s, entre otras.

Los factores que afectan a estas poblaciones son la discriminación, la pobreza, el lugar de nacimiento, la salud, la edad, la identidad de género, discapacidad, violencia intrafamiliar, situación de abandono, explotación, situaciones de abuso psicológico, sexual, entre muchas otras; que afectan o perjudican a resolver sus problemas y resolver sus necesidades básicas, ello genera un mayor estado de indefensión, desventaja para el ejercicio pleno de sus derechos, oportunidades, libertades y responsabilidades, lo que llamamos “situación de vulnerabilidad”.

Cuando la vida familiar de un Adolescente se torna inadecuada por el incumplimiento de responsabilidades de sus progenitores, divorcios complicados o están siendo vulnerados por algún tipo de acción o una inacción, que genere maltrato o violencia, la Ley Nº 548 Código Niña, Niño y Adolescente, señala que se deben asumir medidas de protección temporales, como el Acogimiento Circunstancial, a través de las Defensorías de la Niñez y Adolescencia.

Otra medida de protección, contemplada por esta ley, es la Guarda, que es de carácter provisional, otorgada por un Juez de Niñez y Adolescencia, luego de revisar, entre otros requisitos, los informes sociales de la Instancia Técnica Departamental de Política Social, y procede a solicitud de la madre, padre, en casos de divorcio o separación de unión libre; y/o solicitud de terceras personas.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa