Cochabamba, jueves 19 de abril de 2018

Benedicto XVI se prepara para su muerte

Iglesia católica. Joseph Ratzinger, quien fuera papa del 2005 al 2013 y que este mes cumplirá 91 años, escribió una carta significativa, en la cual anuncia su preparación para su último viaje.
teXTO. elmundo.es, /// foTO. catholicvs.blogspot.com, upload.wikimedia.org, upload.wikimedia.org, cloudfront.net, clarin.com, pa | | 01 abr 2018



"En el lento debilitamiento de mi fuerza física, interiormente estoy en peregrinación hacia la Casa del Señor”, escribió Joseph Ratzinger al periódico que le había informado de la preocupación de numerosos lectores sobre su estado de salud.

En esta misiva, el Papa emérito respondió al comunicador social del periódico del Corriere della Sera, Massimo Franco, que fue el que le habría hecho llegar una primera carta, como intermediario de sus lectores.

La respuesta también llegó a través de su colaborador. Una carta de la cual se extrajeron algunas frases que hicieron noticia y que muestran su forma de pensar y de vivir en este retiro.

“Para mi es una gran gracia estar rodeado en este último pedazo de camino, a veces un poco fatigante, de un amor y una bondad tales que no habría podido imaginar”, escribió el alemán.

Benedicto XVI, considerado como el más revolucionario de los conservadores, desde su dimisión el 11 de febrero de 2013, acción que lo convirtió en el primer papa en dejar el cargo en más de 600 años.

Este año, Benedicto XVI cumplió su quinto aniversario de retiro y vive su

jubilación en un pequeño monasterio en el Vaticano en compañía de cuatro religiosas y de su secretario personal Georg Gänswein.



Retirado en un monasterio

Es normal que Ratzinger, con casi

91 años, arrastre algunos problemas de salud propios de su avanzada edad y como desde su renuncia sus apariciones públicas son cada vez más excepcionales, se generaron numerosos rumores. Por ejemplo: hace unos meses se hizo pública una fotografía, en la que aparecía con un ojo morado como consecuencia de un resbalón en su residencia y la gente comenzó a hablar del empeoramiento y que estaba al borde de la muerte. 

El director de la oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, tuvo que desmentirlo publicando en su cuenta de Twitter una foto del Papa emérito acompañado de dos monjas.

Incluso su hermano, Georg Ratzinger, tuvo que salir a dar explicaciones rechazando las versiones que hablaban de una enfermedad nerviosa que paralizaría sus músculos y podría afectar al corazón. “Pura fantasía”, afirmó. Benedicto necesita ayuda para caminar, pero “intelectualmente está bien”, aunque reconoció a sus 94 años que ambos son ya mayores y que ya “nada es lo que era”.

Hasta la fecha, a pesar de su delicado estado de salud, cada día el pontífice alemán se levanta temprano y a las 7:45 oficia la misa matutina en la capilla del monasterio.

Después lee, estudia, reza y pasea por los jardines del Vaticano ayudado por un andador, según confesó su secretario personal.

A diferencia del papa Francisco, que aseguró no ver la televisión, Ratzinger sí acostumbra a seguir las noticias antes de acostarse.

Una vida de retiro y oración que solo es interrumpida por las visitas que

de vez en cuando recibe, entre ellas

la del papa Francisco, quien fue en diciembre para felicitarlo la llegada

de la Navidad a su antecesor.

Trayectoria en la iglesia

Joseph Aloisius Ratzinger comenzó a ser conocido en su competencia intelectual al participar en el Concilio Vaticano II, como asesor teológico del cardenal Josef Frings.

Posteriormente, fue nombrado arzobispo de Múnich y Frisinga, luego cardenal por el papa Pablo VI en 1977.

En 1981 fue llamado a Roma para ser prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe por el papa Juan Pablo II, quien años más tarde lo nombró decano del Colegio Cardenalicio y, como tal, cardenal-obispo de Ostia en 2002.

Como cardenal decano, presidió los funerales de su predecesor, el papa Juan Pablo II.

A los pocos días, el 19 de abril de 2005, Ratzinger fue elegido papa.

Su vida antes de la religión

Nació en Marktlam Inn, Baviera, el 16 de abril de 1927. Es el hijo menor de Joseph Ratzinger, un oficial de Policía, y de María Rieger. Su hermano Georg también se convirtió en sacerdote,

su hermana Maria, nunca se casó,

administró la casa del cardenal Ratzinger hasta su muerte en 1991.

Sus padres lo enviaron al seminario menor de San Miguel en Traunstein, donde se desempeñó como un estudiante dedicado.

Desde 1946 hasta 1951 Ratzinger estudió Teología católica y Filosofía en la Academia Filosófica y Teológica Freising, así como en el Ducal Georgianum de la Universidad de Múnich.

En 1952 fue nombrado para dar clases en el Seminario de Freising.

El 24 de marzo de 1977 Ratzinger fue consagrado arzobispo de Múnich y Frisinga, y el 27 de junio, Pablo VI lo nombró cardenal del título de S. Maria Consolatrice al Tiburtino. Durante el Sínodo de los obispos de 1977, dedicado al tema de la catequesis, se produce su primer encuentro con Karol Wojtyła, después de muchos años de intercambiar con él correspondencia, ideas y libros, forjando una fuerte amistad y colaboración. El 25 de noviembre de 1981, Juan Pablo II nombró a Ratzinger prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El 19 de abril de 2005, el cardenal Ratzinger fue elegido como sucesor de Juan Pablo II, en el segundo día del cónclave, después de cuatro rondas de votaciones.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa