Cochabamba, viernes 20 de abril de 2018

Cuatro claves para reducir el nivel de estrés y tensiones

Está comprobado que vivir con presiones ocasiona males como la gastritis y enfermedades cardiovasculares. Los médicos recomiendan trabajar en el ámbito físico, químico cerebral y emocional.
puntobiz.com.ar | | 29 mar 2018


El estrés es uno de los principales enemigos de la felicidad. La Organización Mundial de la Salud viene alertando sobre el porcentaje creciente de personas que sufren estrés, por eso se hace imprescindible comenzar a trabajar para reducir las tensiones en el trabajo, adoptar hábitos saludables y poder disfrutar de los momentos de ocio sin preocupaciones.

Con esto viene un principio matemático básico: a mayor estrés menor felicidad y a menor estrés, mayor felicidad y mayor productividad. ¿Por qué?

- A nivel químico-cerebral, el estrés genera cortisol, el cual en exceso reduce la materia gris en la zona del hipocampo, y esto tiene como consecuencia pérdida de memoria. En cambio, la felicidad genera químicos como dopamina, serotonina y oxitocina, los cuales aumentan la capacidad cerebral en un 100 por ciento y esto impacta en la productividad.

- A nivel físico, el estrés genera insomnio, inflamación celular, hipertensión y problemas digestivos (como colitis y gastritis) entre otros problemas.

- A nivel emocional, el estrés ocasiona depresión, miedo, ansiedad, confusión y cambios bruscos del estado de ánimo. La felicidad en cambio nos da una visión mucho más positiva de la vida y mejora nuestra autoestima.



1. EJERCÍTATE El ejercicio es básico para sacar todas las emociones que se quedan impregnadas en el cuerpo. Utilizar tu cuerpo y moverlo produce endorfinas, las cuales mejoran tu estado de ánimo de manera instantánea, mejora la calidad de sueño, baja la ansiedad, promueve el enfoque, lo cual se traduce en mayor claridad y calma y además, reduce el atrofio de las articulaciones, permitiéndote tener un cuerpo mucho más fuerte y saludable.



2. MEDITA Más que una moda, la meditación se ha convertido en un aliado emocional, científicamente comprobable. Son minutos de calma que consisten en quedarte quieto y cerrar los ojos. Meditar es parar, ver pasar tus pensamientos y no juzgar. Estos minutos aumentan el cociente intelectual, alivian la ansiedad, mejoran la memoria e incrementan la felicidad.



3. COME SALUDABLEMENTE Sería imposible hablar de felicidad sin relacionarla con lo que comemos. Lo ideal es buscar alimentos nutritivos y saludables: evitando los procesados, enlatados, envasados y encurtidos, mientras incrementamos las verduras, frutas, granos integrales, grasas saludables y disminuimos el consumo de proteína animal.



4.- DATE TIEMPO Vivimos en constante carrera contra el tiempo. Aprende a gestionar tu tiempo e incluye en tu agenda al menos dos momentos a la semana para hacer algo que te guste: salir con tus amigos, leer un buen libro, ver una serie en la televisión, caminar por el parque, ir al cine, jugar con tus hijos… lo que sea que disfrutes, hazlo. Esto genera emociones positivas de manera instantánea y estas recargan las pilas, preparándonos para el día a día.

El estrés engorda

El estrés es una reacción fisiológica de defensa. Cuando el organismo percibe un peligro, las glándulas suprarrenales liberan adrenalina y cortisol, que hacen que el corazón se acelere para bombear más sangre. Cuando desaparece la amenaza, el cerebro envía la orden de parar y el organismo pueda calmarse. En teoría, porque con frecuencia cuesta regresar a la normalidad y ese estrés es el que acarrea problemas.

Una investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences precisa que la obesidad es una de las consecuencias que tiene ese estado de tensión agobiante. El efecto del estrés es comparable al que tiene comer una hamburguesa con queso o una barra de chocolate y caramelo, según el trabajo de un equipo de científicos de la Universidad Brigham Young, en Utah (Estados Unidos), según adnradio.cl

Ellos constataron que el estrés afecta al intestino tanto como la dieta.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa