Cochabamba, viernes 20 de abril de 2018

Venezolanos ingresan a Bolivia como turistas y tienen prohibido trabajar

Los ciudadanos de ese país solo pueden permanecer 90 días, luego tienen que presentar una solicitud de permanencia, de lo contrario, Migración los multa por cada jornada de irregularidad.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 25 mar 2018

Un venezolano vende arepas.

Por fin, luego de siete días de viaje por tierra, se alejó de aquella convulsión social, económica y política que sacudía a su tierra natal, Venezuela. Mientras daba sus primeros pasos en territorio boliviano, dentro de sí, pensaba: “Lo peor ya pasó”, pero, a poco más de un mes de su llegada a Cochabamba, siente que su vida está más truncada que allá, aunque al menos no le falta comida.

“Cada día que pasa es un día menos”. Así de pesimista es un joven venezolano que se refugia en el departamento y que, por cuestiones obvias, prefirió mantener en reserva su identidad. Su vida transcurre en cuenta regresiva, pues tiene que decidir si luego de los 90 días que el Estado Plurinacional de Bolivia le permite permanecer legalmente como turista en el país, emprenderá un nuevo viaje hacia otro destino u optará por presentar una solicitud de “permanencia temporal” en Cochabamba.

Por como van las cosas, considera que, después de los 90 días, escogerá lo primero y continuará su “huida” de Venezuela hacia otro país de Sudamérica.

Y es que, para acceder a un permiso de permanencia temporal “por trabajo” de tres años (tiempo máximo de autorización) tiene que invertir más de 3 mil bolivianos. “Inclusive si solo pidiera que me den permiso para quedarme a trabajar un año en Cochabamba, tendría que pagar más de 2 mil pesos”.

La Dirección General de Migración también emite permisos temporales “por familia” y “por objeto determinado”, según las categorías que manejan.

Justificó que sus ahorros y la ayuda económica que le dieron sus padres, apenas cubrieron su salida de Venezuela hacia Bolivia por vía terrestre. Aspirar a conseguir tres mil o dos mil bolivianos es “casi imposible”, considerando que su autorización de ingreso dice “turista”, lo que significa que tiene prohibido trabajar.

Esa categoría establece que durante 90 días ese venezolano u otro extranjero solo debe de involucrarse en actividades netamente turísticas.

Si, por ejemplo, una autoridad de la Distrital de Migración descubre a un venezolano vendiendo arepas (pan de maíz de forma circular que se puede cocinar asado o a la parrilla; se rellena con ingredientes según las regiones) en la plaza principal 14 de Septiembre o las puertas de los supermercados, como acostumbran hacerlo, puede ordenar su detención.



DETALLES

El responsable de la Distrital de Migración de Cochabamba, Bladimir Orellana, explicó que los venezolanos, al igual que los turistas provenientes de otros 51 países como Alemania, Chile, España y Noruega, tienen la posibilidad de ingresar al territorio boliviano sin visa. Solo presentan su documento de identidad y tienen aval para permanecer hasta 90 días en el territorio nacional. Si después de ese período deciden quedarse en Cochabamba u otro departamento del país, tienen que solicitar una permanencia temporal, de lo contrario, son considerados ilegales.

¿Cómo identifica Migración a un venezolano u otro extranjero que sobrepasó ese tiempo límite de autorización turística (90 días)? Orellana dijo que es a través de operativos en puntos estratégicos como hoteles, hostales y residenciales.

Los funcionarios de la Distrital de Migración de Cochabamba organizan ese tipo de “batidas”, a veces respaldados por otras instituciones, al menos dos veces a la semana.



MULTAS

Los ciudadanos venezolanos que están “de ilegales” en Cochabamba, pero aún no fueron descubiertos por las autoridades, están sujetos a una multa de 27 bolivianos por cada día de permanencia irregular, de acuerdo con Orellana.

Si en algún momento quieren regularizar su situación, antes les instruirán que cancelen sus deudas.



REQUISITOS

La mayoría de los venezolanos que busca refugio en Cochabamba manifestó que quisiera quedarse en Bolivia, pero no tiene posibilidades económicas para solicitar una residencia en la Distrital de Migración, así que se arriesga a permanecer ilegal o, en última instancia, irse a otro país. “En otros lugares nos permiten estar de turistas por cuatro meses. Solo en Bolivia te dan tan poco tiempo”.

Al margen del dinero, los venezolanos deben presentar otros requisitos. Si quieren una autorización de “permanencia temporal por trabajo”, por ejemplo, tienen que adjuntar el contrato laboral de la institución, visado por el Ministerio de Trabajo, además de una copia simple del acta de constitución, el Número de Identificación Tributaria (NIT), certificación electrónica, Registro de Comercio u otro documento similar. El contrato puede ser reemplazado por una carta notariada o un contrato civil con reconocimiento de firmas.

Además, se les pide un formulario de declaración jurada y pasaporte vigente, entre otros requisitos.

El proceso dura, en el mejor de los casos, ocho días.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa