Cochabamba, miércoles 18 de julio de 2018

Entrar a la sala de operaciones y salir sin ninguna cicatriz

La cirugía minilaparoscopia juega hoy un papel preponderante en el campo de la medicina, al brindarle al paciente una mejor y más rápida recuperación, siendo un procedimiento mínimamente invasivo.
www.ijp.com.br www.revistamedicabolivia.com | | 22 mar 2018


La minilaparoscopia es una nueva técnica quirúrgica mínimamente invasiva que difiere de la cirugía laparoscópica por la utilización de instrumentales de calibre mucho menor. Tiene 1 y 3 mm de diámetros , al revés de los instrumentales de laparoscopia convencional, que poseen en general entre 5 y 12 mm.

En la última década hubo una búsqueda incesante de nuevas vías de acceso en cirugía laparoscópica, buscando reducir el número y tamaño de las incisiones quirúrgicas.

El efecto estético y el manejo del dolor postoperatorio son los factores que se buscan optimizar con la práctica de esta cirugía, esto debido a que el ombligo logra cicatrizar prácticamente sin marcas evidentes.

Diversas patologías pueden tratarse con este procedimiento, principalmente la Litiasis Vesicular (cálculos en la vesícula), apendicitis aguda y patología ginecológica (trompas y ovario). Sin embargo, se está trabajando con otras patologías susceptibles para realizar operaciones con este método como la acalasia, reflujo gastroesofágico, quistes hepáticos, quistes de mesenterio, quistes de bazo, entre otras.

La cirugía minilaparoscópica puede ser empleada seguramente en los siguientes casos:



-Colecistectomia (cálculos en la vesícula)

El procedimiento es ejecutado en ambiente hospitalario, bajo anestesia general, exactamente como la colecistectomía laparoscópica . Internamente, las diferencias con una operación normal son la necesidad de mayor destreza y entrenamiento del cirujano para realizar nudos quirúrgicos, en vez de usar broches metálicos.

No se necesitan de puntos quirúrgicos, lo que da como resultando una cirugía menos agresiva.



-Hernia de hiato (antirreflujo)

Para casos seleccionados, esta cirugía se realiza en ambiente hospitalario, bajo anestesia general.

Se realiza el cierre del orificio herniario y la confección de una válvula antirreflujo con el propio fundo gástrico.

La cicatriz queda completamente escondida , obteniendo un resultado estéticamente superior.



- Hernias inguinales

Efectuada de la misma forma que las simpatectomías laparoscópicas , con la misma seguridad, incluso por trabajarse en espacios restrictos como el retroperitoneal con mayor libertad de movimientos con los instrumentales.

La diferencia de la cirugía se ve en el postoperatorio dejando visiblemente excelentes resultados estéticos.



-Sudor excesivo (simpatectomías torácicas y lumbares)

Se ejecuta de la misma forma que las simpatectomías laparoscópicas convencionales, con la misma seguridad.



Lo hay que hay que saber ...



-Actualmente personas con obesidad mórbida o con hígados voluminosos (esteatosis) y/o con múltiples cirugías abdominales o que no tengan preocupación con la estética representan casos de contraindicación relativa, sino absoluta, a someterse a una minilaparoscopia.



- Hay que tener en cuenta que se pueden usar con otros métodos alternativos de cirugía de invasión mínima como la cirugía magneto asistida (cirugía con imanes) y la cirugía sin huella (hilos y agujas) conformando así la cirugía híbrida, dándole un mejor resultado sobre todo estético.



-El procedimiento es sencillo y de bajo riesgo, pero puede llegar a ser mucho más costoso que una cirugía convencional.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa