Cochabamba, viernes 20 de julio de 2018

Cuidar la salud después de las riadas

Una vez que las aguas empiezan a retirarse hay precauciones que se deben tener en cuenta.
Dra. Rosario Ruíz Domínguez Colegio Médico de Bolivia | | 22 mar 2018


El daño de las inundaciones es causado por las corrientes de agua que transportan residuos, las que pueden dañar las orillas de los ríos y derrumbar los cimientos. Se pueden producir pérdidas de vidas humanas, destrucciones materiales, interrupción de servicios básicos, destrucción de cosechas, muerte del ganado, riesgo de enfermedades, deficiencias nutricionales y hambre. La destrucción de los hogares deja a la intemperie a sus ocupantes, en condiciones climáticas desfavorables y provocando hacinamiento en centros de emergencia haciéndolos susceptibles a diferentes infecciones.

A esto se suman las graves consecuencias que se deben afrontar cuando las aguas se retiran, entre estas: la contaminación de las fuentes de origen del agua, migración de roedores a las viviendas, origen de varias epidemias (hantavirus, leptospirosis), formación de charcos de agua estancada, donde se generan mosquitos y vectores de enfermedades como el dengue y la malaria, entre otros.

El agua

-Consumir agua envasada o hervida de origen seguro.

-El agua puede ser tratada con tabletas (o 1 litro de agua con 2 gotas de lavandina).

-No utilizar agua contaminada para lavar platos, cepillarse los dientes y preparar alimentos o hacer hielo.

Los alimentos

-No comer alimentos que estuvieron en contacto con agua de la inundación

-Se pueden utilizar alimentos envasados, lavando las latas y sumergiéndolas en agua con lavandina (1 taza de lavandina en 10 litros de agua) dejándolas secar al medio ambiente y retirando las etiquetas antes de abrir.

Los niños

- Utilizar alimentos envasados preelaborados que no requieran agregado de agua.

-Evaluar el color, olor o textura inusual de los alimentos antes que los menores los consuman.

-Evitar que jueguen con el agua de la inundación o con objetos que tuvieron contacto con estas. 

Higiene

-Lavarse las manos con agua y jabón:

-Antes de preparar o comer algún alimento.

-Después de usar el baño

-Luego de haber cambiado pañales o limpiado a un niño que ha usado el baño.

- Antes y después de administrar cuidados a cualquier persona que esté enferma.

Cuidados básicos

-Mantener limpias las zonas corporales que tienen contacto con las aguas de la inundación, lavándolas con agua y jabón.

-En caso de tener heridas rojas, hinchadas, dolorosas o con drenaje, buscar con urgencia un médico.

-Vacunarse contra el tétanos 

Mosquitos

-Usar pantalones largos, calcetines, camisas de manga larga, repelentes de insectos.

- Utilizar mosquiteros a la hora de dormir.

-Evitar la acumulación de basura en lugares que aún tengan agua.

-Visitar al médico en caso de sentir fiebre después de ser picado. 

Roedores

-Evitar entrar en contacto con la orina de los animales.

-Guardar la comida (incluyendo la de los animales domésticos) y el agua, cubierta y almacenada en recipientes de metal o de plástico grueso con tapa firmemente ajustada, a prueba de roedores.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa