Cochabamba, martes 18 de septiembre de 2018

NOSOTROS LOS ADOLESCENTES

| | 19 mar 2018



Nosotros como adolescentes bolivianas y bolivianos, conocemos bien que en la Guerra del Pacífico, surgieron héroes que a su corta edad, decidieron participar en defensa de su patria. Se trata de Genoveva Ríos de 14 años y “Juancito” Pinto de 12 años de edad, quienes junto a otros bolivianos trascendieron la historia.

Genoveva Ríos, demostró su amor por su patria al ver con indignación los destrozos que los soldados invasores chilenos ocasionaban a cuanto símbolo patrio boliviano encontraban a su paso. Por ello, armada de coraje y valentía, rescató quizá la última Tricolor boliviana que ondeaba libre y soberana en las costas del Pacífico.

El niño “Juancito Pinto”, a su corta edad se habría enlistado junto a otros jóvenes para ser parte del heroico Regimiento Colorados de Bolivia; con valentía se desempeñó como tamborilero, entregando su vida en la Batalla del Alto de la Alianza, conformado por bolivianos y hermanos peruanos. Lamentablemente, el coraje y el fervor cívico boliviano, no fueron suficientes para frenar a las tropas invasoras que recibían de Inglaterra apoyo de armas.

Las bolivianas y bolivianos, tienen más de una razón para conmemorar en el mes de marzo a sus heroínas y héroes caídos en batalla. En este mes, también se conmemora la valentía de los patriotas nacionales, que fueron hombres, valientes y sobre todo Padres de familia como Ladislao Cabrera y Severino Zapata, junto a 144 valientes bolivianos que respondieron a la convocatoria de resistencia en defensa de las familias bolivianas asentadas en las costas del Pacífico.

Eduardo Abaroa, combatió en Calama, defendiendo con su vida el puente Topáter en el río Loa, su actitud indeclinable de no rendirse jamás, lo llevó a cruzar el río acompañado de soldados bolivianos, quienes cayeron prisioneros. Abaroa, resistió atrincherado en una zanja provocando varias bajas en las tropas chilenas. Luego de resistir por varias horas, y habiendo quedado sin apoyo, fue conminado por un coronel chileno a rendirse y conservar la vida. La respuesta de Abaroa resonó en el puente Topáter, quien puesto de pie y arrojando su rifle al suelo, con estruendo y valor gritó: “¿Rendirme yo? Cobardes… ¡Que se rinda su abuela!

Estos jóvenes, hombres y padres de familia, entregaron sus vidas para proteger a sus familias, madres, hermanas, esposas, hijas e hijos que habitaban el territorio boliviano; creyeron en el respeto al derecho a vivir libres y sin ningún tipo de vulneración a los derechos humanos.

Actualmente, el Estado Plurinacional de Bolivia, está constituido como un Estado pacifista y junto a los más de 10 millones de bolivianos no olvidan a quienes cayeron en la Guerra del Pacífico, ni el anhelo de recuperar el Litoral perdido, y cada 23 de marzo, las familias bolivianas, estudiantes y autoridades, les rinden un homenaje por su valentía y patriotismo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa