Cochabamba, sábado 15 de diciembre de 2018
Medioambiente /// Es bueno plantearse un pequeño cambio de hábito, que se ajuste a nuestra rutina diaria, para llevar una vida saludable y en equilibrio con la naturaleza.

Tips para un buen uso del agua

elconfidencial.com// | | 18 mar 2018



Cuando contamos con un recurso de manera directa, así tan fácil como abrir un grifo, no tenemos idea, ¿o sí?, de que usamos demasiada agua sin pensar. Mientras en otros lugares del mundo, quizá no tan lejanos, algunas personas se ven en la necesidad de caminar grandes distancias acarreando líquido apenas suficiente para cubrir sus necesidades básicas.

Por esto, resulta muy

importante tener un consumo responsable para ahorrar agua. Hoy tenemos una propuesta que,

si la convertimos en un

hábito, traerá beneficios

a la comunidad y a nuestros bolsillos.

El nuevo desafío VeoVerde, si decides aceptarlo, es bañarte en cinco minutos, o menos. Sí, ¡es posible!

En el hogar, el mayor consumo de agua se registra en el cuarto de baño.

Entre más tiempo se pase en la ducha, más agua

se usa, y si se espera que se caliente el agua, además se gasta energía.

La propuesta es simple. Hay que bañarse en el menor tiempo posible y evitar el derroche de agua.

Durante el lavado del cabello y enjabonado del cuerpo, no se necesita que el agua corra, así que, quizá sea mejor cerrar la llave durante este proceso,

También se puede ahorrar agua y quedar con piel muy suave, retirando las células muertas con una técnica ayurvédica: que consiste en un cepillado corporal en seco y el uso de aceites vegetales.

Solo necesitas un cepillo de cerdas naturales, un aceite base (almendras

o coco) y otro esencial

de tu preferencia, puede ser menta, lavanda o canela.

Antes de la ducha, cepilla todo tu cuerpo en seco. Al terminar, sacude cualquier resto de piel muerta. Toma el aceite base y agrega dos gotas; con esta mezcla da un masaje a

todo tu cuerpo. Cuando hayas terminado, date

una ducha rápida. No necesitas jabón, solo en las partes necesarias — axilas y zona íntima—. ¡Listo!

Con esta práctica, además de ahorrar agua, desintoxicas la piel. Tendrás un brillo natural y permanecerás hidratada todo el día.

Recuerda que el agua

es un derecho de todos. A pesar de ello, 884 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua potable de calidad.

Por eso, es importante comprometerse a un consumo responsable de este líquido vital.

Por último, si se marca un tiempo máximo de estancia en la ducha, sea la que sea nuestra práctica dentro de ella, ya se habrá dado el primer paso para el ahorro y la preservación de un bien muy escaso. Atreverse con tres minutos está bien para empezar, seguir con dos ya es para iniciados, pero llegar a uno es de expertos.

Pero, ¿quién duda en hacerse experto en ahorro cuando está en juego nuestra supervivencia? Porque no nos engañemos, sin energía eléctrica o calefacción podríamos todavía vivir como se moraba

hace miles de años, pero sin agua no duraríamos

ni dos días.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa