Cochabamba, lunes 24 de septiembre de 2018

Las dietas de adelgazamiento; los errores y los aciertos

Son muchos los mitos en torno a algunos alimentos. Aquí le ofrecemos algunos de ellos y una pauta para una eficiente nutrición y la manera adecuada de hacer ejercicios.
www.efesalud.com/ Ana SOTERAS | | 15 mar 2018





Adelgazar es uno de los propósitos recurrentes de siempre. Pero al ponernos a dieta cometemos siempre los mismos errores por culpa de ideas preconcebidas y equivocadas. Seguimos buscando la dieta ideal para perder peso, aunque pueda perjudicar nuestra salud. Lo ideal es bajar de peso sin que afecte a la salud.

“Para perder ese peso demás y mantenernos hay que llevar una dieta equilibrada y variada y, en todo caso, reducir un poco el tamaño de la ración y hacer ejercicio”, explica Aranzazú Aparicio, profesora titular en el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.

Pero si decidimos ponernos a dieta seguro que caemos en algunos tópicos y errores, que se convierten en peligrosos sobre todo en personas con problemas de obesidad ya que pueden sentirse frustradas ante resultados poco duraderos.

Los tópicos de los alimentos

“Ningún alimento es capaz de hacernos adelgazar, apunta Aranzazú Aparicio, quien analiza tópicos recurrentes.

Evitar el pan y la pasta: Falso. No hay que descartar la pasta y el pan, sino consumirlos de forma moderada y sin mezclar con otros alimentos ricos en grasas. La recomendación es tomar 6 raciones de cereales al día. “Una ración de pan son 30 gramos”, resalta la especialista quien recuerda que los hidratos de carbono proporcionan 4 kilocalorías por gramo frente a las 9 de las grasas y las 7 del alcohol, además de ser fuente de fibra. Apunta, no obstante, que los hidratos de carbono se metabolizan peor por la noche, pero eso no quita “para cenar una sopa con un puñadito de fideos y una fruta o lácteo con el fin de facilitar la digestión”.

Evitar las legumbres: Es un error desterrarlas de los menús. Cocinadas con hortalizas o arroz aumenta el valor nutricional y disminuye el contenido calórico. Además, tienen fibra y alto poder saciante.

Mejor edulcorante que azúcar: Falso. Una cucharita de azúcar aporta 8 calorías al café del desayuno. Un aporte calórico mínimo respecto a la media de 2.000 calorías diarias de una dieta equilibrada prototipo. Además, algunos estudios han constatado que los edulcorantes no activan las señales de saciedad.

Comer ensalada como plato único: Otro error habitual cuando sustituimos los primeros y segundos platos de las comidas por una ensalada como plato único. Es cierto que son ricas en agua y pobres en hidratos de carbono, proteínas y grasas por lo que no suben de peso. Pero no pasa mucho tiempo hasta que el hambre irrumpe con fuerza y esto es negativo. La profesora Aparicio aconseja tomar alimentos con efecto saciante como plato principal (arroz, pasta, legumbres) y dejar las ensaladas como guarnición.

Tomar fruta después de las comidas engorda: Falso. La fruta tiene bajo contenido calórico, el mismo si se toma antes, durante o después de las comidas.

Los plátanos, uvas o higos tienen muchas calorías: Cierto es que son más calóricos que la manzana o la pera, pero, en cualquier caso, no llegan a 100 kilocalorías por cada 100 gramos de porción comestible.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa