Cochabamba, martes 18 de septiembre de 2018

Compras inteligentes en el supermercado

Los hábitos de alimentación saludables empiezan desde que se eligen los alimentos. Aquí algunos consejos para lograrlo sin esfuerzo
www.clc.cl - www.directoalpaladar.com | | 15 mar 2018



Al ir de compras hay que cuidar dos cosas: el bolsillo y la salud. Lo primero es fundamental y muchas veces incide directamente en lo segundo. Las ofertas representan tentaciones innecesarias y, en la mayoría de los casos, esos productos más baratos son justamente, los menos saludables. Para abastecer la despensa de la mejor manera hay que tener en cuenta varios factores: la hora en que se va al supermercado, la disposición que se tiene y la lista que se lleva.

"Cada vez que voy al supermercado gasto mucho más de lo que tenía pensado. Siempre me encargan tres cosas y basta que llame a mi casa para que me den otra lista. Además, como no me gusta ir de compras, siempre adquiero mucho más de lo necesario para no tener que volver. Lo único que me entretiene son los recreos de los niños y algunas cosas para preparar o comer con ellos", cuenta Paula, mamá de tres niños en edad escolar.

Según la nutricionista de la clínica chilena Las Condes, Daniela Ghiardo, una regla básica para ir al supermercado es comer algo antes de entrar.

Jamás hay que ir de compras con hambre ya que se agregan al carro muchas cosas injustificadas. Si ya se está ahí y con hambre, lo mejor es tomarse una bebida light o una botella chica de agua.

Otro de los consejos es que si se va con la idea de comprar pocas cosas, hay que elegir una canasta chica en vez de un carro ya que así se disminuye la compra. También hay que ir con una lista, lo que significa que debe haber una preparación previa.

La lista debe llevar estricta relación con el menú semanal para no caer en los extras. Además, hay que dirigirse a los pasillos donde está lo que se busca. Es importante que en esta lista semanal no falten los lácteos descremados, las carnes magras, las verduras, las frutas, los panes integrales, los cereales, los endulzantes y los jugos light. Esto es para todos, aunque no se esté a dieta.

Otro tip que da la nutricionista es que el carro debe incluir vegetales de diferentes colores para conseguir el aporte de distintas vitaminas.

Aprende a interpretar  las etiquetas 

Estos son algunos de los términos con los que se puede encontrar al ir de compras:

Fibra: Su aporte es fundamental porque indica indirectamente del índice glucémico del alimento, es decir, cuánto tarda en digerirse y en elevar la glucemia en el cuerpo, así como también, la cantidad de fibra que repercute en la salud intestinal, en las defensas del organismo y en la saciedad que experimentamos al consumir el alimento.

A diario se debe consumir alrededor de 30 gramos de fibra, por eso, un producto con buena proporción de fibra debe contener aproximadamente

10 gramos de ella por cada 100 gramos de

producto.

Sodio: Es muy importante especialmente para aquellas personas con problemas cardiovasculares o hipertensión que deben llevar una dieta hiposódica. Para ello, lo más sencillo es mirar el aporte y escoger aquellos que tengan menos de 200 mg en el alimento.

Calcio: Su aporte es interesante por la gran necesidad del organismo en este nutriente.

Ayuda a conservar el buen funcionamiento neuromuscular, así como la salud de los huesos y dientes. Un producto con más de 100 mg de calcio por cada 100 gramos es considerado fuente de calcio.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa