Cochabamba, jueves 21 de junio de 2018

“Tengo más derecho que Netflix”

| | 11 mar 2018



www.msn.com

Cansado de películas, series y novelas que "glorifican" al difunto capo colombiano de las drogas Pablo Escobar Gaviria, su hijo, Sebastián Marroquín (Juan Pablo Escobar), le ha dedicado dos documentales y dos

libros; además de recorrer el mundo con sus conferencias sobre el fundador del cártel de Medellín.

"Siendo hijo de Pablo Es-cobar tengo un poquito

de derecho a hacer dinero con él, lo mismo que Netflix -que le dedicó su serie Narcos-, pero yo lo hago de forma más responsable. Podría ganar dinero más rápido adulando a mi padre, glorificándolo como hace Netflix, pero he querido enseñar la realidad sin maquillaje", explicó.

Juan Pablo Escobar o Sebastián Marroquín, nombre que por seguridad adoptó tras la muerte de su progenitor, presentó en Madrid el documental "Escobar al descubierto", dos episodios formados por fotos e imágenes familiares inéditas, sus recuerdos y los de su madre y testimonios de personas que lo amaron

y que le odiaron.

Para él, la vida de su padre que reflejó la serie "Narcos" es muy estadounidense. Escobar dice que se ofreció a colaborar con Netflix para su creación.

"Me dijeron que ellos sabían más que yo (...), pero les estoy muy agradecido porque me ha ayudado a vender muchos libros".

Gran parte de lo que gana, ha manifestado, lo dedica a víctimas de la violencia de su padre y a jóvenes de Medellín en riesgo de caer en el narcotráfico, aunque lo hace "en silencio".

Este arquitecto, al que su padre siempre animó a

estudiar y no a heredar

su imperio de la droga,

asegura que el "amor" que sintió hacia él como hijo no le cegó hasta impedirle ver "la gran violencia que ejerció" y lamenta que las producciones que se han hecho sobre Pablo Escobar no

recogen situaciones como cuando, estando en la clandestinidad, se "moría de hambre", aunque tenía "cuatro millones de dólares en efectivo".

"Era un bandido que tenía que esconderse, por lo que cuanto más rico era, más pobremente tenía que vivir. Se ocultaba en casas en las que se moría de frío o de calor, sin refrigerador, sin suelo, con goteras... Esos mensajes se perdieron en las series y son los más aleccionadores", ha criticado.

Sobre la película "Loving Pablo", protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz y basada en la obra "Amando a Pablo, odiando a Escobar", de la periodista colombiana Virginia Vallejo, dijo que no la ha visto, pero ha lamentado que "semejante talento español se haya desperdiciado" al recurrir a un libro escrito

por alguien a quien no da "credibilidad".

Al igual que "Narcos", tampoco le gustó la telenovela colombiana "Escobar, el

patrón del mal", también disponible en Netflix, porque "no se ve el terrorismo de Estado, las torturas, las de-sapariciones forzadas, los lanzamientos de personas desde helicópteros. Paradójicamente, es una versión amañada que les salió mal, ya que la produjeron víctimas de Pablo Escobar

y generó más fans suyos".

Muy crítico con la corrupción como aliado del narcotráfico, alertó que este "crece de modo exponencial desde que le declararon la guerra" y se muestra partidario de regularizar las drogas para que las que lleguen al consumidor sean "menos venenosas

y menos destructivas"

y apostar por la educación "como la única arma efectiva" para combatirla.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa