Cochabamba, martes 25 de septiembre de 2018

No eres adicto al celular, sino a las relaciones sociales

Un estudio sobre el uso excesivo de los teléfonos inteligentes muestra que lo que se considera una supuesta dependencia de estos es una consecuencia de la necesidad de socializar.
www.muyinteresante.es - www.cnet.com | | 01 mar 2018



La actitud de pasar muchas horas sin apartar la vista del móvil, enviando mensajes constantemente y comprobando cada pocos minutos lo que sus conocidos comparten en las redes sociales, se ha venido considerando una muestra de conducta antisocial, y numerosos ensayos han explorado los problemas psicológicos que podría entrañar esa supuesta adicción al móvil.

No obstante, un nuevo estudio, impulsado por un equipo de investigadores de la Universidad McGill, en Canadá, plantea la posibilidad de que hayamos estado enfocando mal esta cuestión. Así, en un artículo publicado en la revista Frontiers in Psychology, Samuel Veissière y Moriah Stendel, del Departamento de Psiquiatría de la citada institución, señalan que, en realidad, podría ser un ejemplo de conducta hipersocial.

En un comunicado, Veissière, especialista en antropología cognitiva, explica que ese deseo de observar y controlar a los demás, pero también el de ser observado y controlado por los otros, se encuentra firmemente enraizado en el pasado evolutivo de nuestra especie. Los humanos somos animales sociales y necesitamos relacionarnos para reforzar nuestra identidad y cerciorarnos de que nuestro comportamiento es apropiado desde un punto de vista cultural. En este sentido, Veissière y Stendel han observado que todas las adicciones al móvil comparten un elemento común: las ansias de conectar con otras personas. Según estos investigadores, aunque estos dispositivos ayudan a lidiar con lo que podría considerarse una normal y saludable necesidad de socializar, también facilitan una forma de hiperconectividad que lleva al límite el sistema de recompensa de nuestro cerebro –un mecanismo que hace que nos sintamos bien cuando llevamos a cabo una determinada actividad–, lo cual puede favorecer la aparición de una adicción.

Consejos para quitar la dependencia

1.- Comprar un despertador

Con la excusa de utilizar el celular para despertarte por las mañanas, muchos ni siquiera han salido de la cama y ya están comprobando el correo electrónico del trabajo o la última tontería del grupo de WhatsApp preferido.

2.- Poner un poco de distancia

Una buena idea es dejarlo en casa si solo se esta yendo a la tienda de la esquina o a hacer un recado rápido. Es sabido que no hay nada peor que hacer cola sin la posibilidad de sacar el teléfono del bolsillo. Pero la verdad que 5 minutos de simple espera no matan a nadie. Quizás hasta se encuentra algo inesperado y siempre queda la posibilidad de aprender algo nuevo.

3.- Un descanso

Tratar de limitar el uso cuando no sea necesario. Silenciarlo por las noches o minimizar la cantidad de notificaciones que uno recibe.

Llevarse un libro para la consulta del dentista o si se ha quedado para tomar algo con un amigo impuntual. Tomar conciencia de no sacar el teléfono del bolsillo cuando se esté cenando o tomando algo con alguien que se ausenta un momento para ir al baño o salir a hacer una llamada. En lugar de eso, los expertos aconsejan mirar el entorno con atención.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa