Cochabamba, jueves 21 de junio de 2018

¿Qué le pasa al cuerpo cuando deja de tener relaciones sexuales?

Estudios sobre este tema apuntan a que esta práctica tiene efectos excelentes para el organismo y el cerebro. En cambio, la falta de ella, puede derivar en otros no tan favorecedores.
www.salud180.com | | 22 feb 2018



Investigadores de la Universidad de Tufts, en Massachusetts, Estados Unidos, afirman, luego de un estudio, que quienes han llevado una vida sexual activa, y por alguna razón la han dejado, el cuerpo resiente los efectos del sexo en el propio organismo, generando riesgos de infarto, ya que la actividad sexual es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares.

Para los hombres, dejar de tener relaciones sexuales es un factor de riesgo para desarrollar cáncer de próstata, ya que diversas investigaciones confirman que eyacular frecuentemente, cinco veces por semana, tiene un efecto preventivo en hombres de entre 20 y 50 años. Por otro lado, y de manera general para ambos géneros, el estar activo sexualmente ayuda a que el organismo se proteja del resfrío y otras infecciones.

Asimismo, está comprobado que hay áreas concretas en el cerebro que intervienen en el comportamiento sexua, provocando la sensación de bienestar por todas las hormonas segregadas. Por ello, ante la inactividad se dejan de producir tales sustancias lo cual afecta el estado de ánimo, toma de decisiones y memoria, entre otras cosas.

Para aquellos que viven en abstinencia, los expertos recomiendan equilibrar esta carencia con una alimentación saludable, que debe estar libre de grasas, azúcares, café, y se debe realizar ejercicio, para liberar la carga retenida.

También se pueden realizar otras actividades que ayudan como bailar, cantar, leer o apasionarse por alguna interes personal. Todo esto ayuda a segregar estas sustancias de forma natural.

LAS CONSECUENCIAS DE VIVIR SIN SEXO

1.- Favorece la formación del estrés. Practicar sexo reduce la presión sanguínea y por tanto los niveles de estrés descienden cuando esto ocurre. La abstinencia sexual hace imprescindible la práctica de un ejercicio cardiovascular (correr, bailar o manejar bicicleta). A menos sexo, más deporte.

Si se reduce el estrés también bajan los niveles de cortisol, una hormona que incrementa los niveles de azúcar en la sangre y suprime la acción del sistema inmunitario.

2.- Baja la autoestima. La falta de relaciones hace que la autoestima sea baja y esto no solo puede afectar a nivel pareja, también en la manera de interactuar y sociabilizar con otras personas.

3.- Caer en depresión más fácilmente. El sexo no es la medicina para curar una enfermedad mental, pero sí es un coayudante frente a la depresión y la ansiedad.

4.- Te vuelve más irascible. Si las hormonas que intervienen en el comportamiento sexual pierden actividad, dejan de segregar ciertas sustancias que afectan directamente al estado de ánimo y la capacidad de automotivarnos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa