Cochabamba, sábado 22 de septiembre de 2018

Alan García (Perú)

| | 18 feb 2018



La Fiscalía de Perú abrió una investigación preliminar contra el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) por el caso de corrupción vinculado a la constructora brasileña Odebrecht, durante la construcción del Metro de Lima.

La investigación del Ministerio Público es preliminar porque de momento no hay pruebas concretas contra Alan García, solo indicios de que Odebrecht le pagó coimas para ganar la licitación. Los congresistas de Perú siguen la pista de 29 millones de dólares que Odebrecht reconoció haber entregado a funcionarios estatales peruanos a cambio de adjudicarse grandes obras entre 2005 y 2014.

SU PALABRA

La mayoría de detenidos por el caso Odebrecht en el Perú fueron funcionarios durante el Gobierno de Alan García y están involucrados en el caos del Metro de Lima.

En agosto de 2017, el expresidente respondió en calidad de testigo respecto de la concesión del tren eléctrico y los ductos de transporte del Gas de Camisea, ambas obras licitadas en su Gobierno y por las que funcionarios fueron sobornados por la constructora brasileña Odebrecht para que la beneficiaran.

García tildó de felones a quienes recibieron dinero de Odebrecht por el tren eléctrico, entre ellos el encarcelado exviceministro Jorge Cuba, quien recibió sobornos a través de cuentas en la Banca de Andorra.

Hasta el momento, el expresidente asistió a la Fiscalía cada vez que se lo citó a declarar, pero mantiene su residencia fuera del Perú, en España.

En mayo de 2017,, dijo a RPP desde España: “Jamás nadie ha mencionado coima ni cuenta corriente para mi, nadie ha mencionado que se le pagara nada. Este es el hecho. Cualquier mención a mi nombre es presentada como una sospecha de coima. Esta gente no entiende que hay un Presidente que no se vende porque tiene orgullo nacional”.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa