Cochabamba, miércoles 25 de abril de 2018

Luca Guadagnino: "Me gusta hacer cosas que me apasionen"

Entrevista al director italiano, que aborda el despertar sexual de un joven en Call me by your name, un drama intimista que aspira a cuatro Oscar y que arribará a la cartelera boliviana esta semana.
| Javier Estrada El Mundo | 11 feb 2018



La historia de amor, cocida a fuego lento, entre el hijo de un profesor estadounidense de cultura grecorromana y uno de los alumnos de dicho maestro que se narra en Call me by your name ha servido a Luca Guadagnino (Palermo, Italia, 1971) para que su largometraje aspire a cuatro Oscar: Mejor Película, Guion Adaptado, Actor Principal (Timothée Chalamet) y Canción. "Me siento agradecido por haber tenido la oportunidad de hacerme cargo de una historia tan maravillosa como esta", expresa el realizador italiano cuando se le menciona cómo pasó de ser productor de este proyecto a finalmente dirigirlo cuando James Ivory (Una habitación vistas, Lo que queda del día), que firma el guion, se retiró por cuestiones personales. "Por diversos motivos tuve que hacerme cargo de esta cinta. Soy amigo de James desde hace muchos años y me tuvo en cuenta para esta película desde que quiso llevar al cine la novela escrita por André Aciman. Siempre es una suerte hacerte cargo de algo en lo que crees con fuerza. Me gusta hacer cosas que me apasionen".

En el filme, Elio Perlman (Timothée Chalamet) es un joven norteamericano de 17 años que pasa un verano en la casa que sus padres tienen en Italia. Son los años 80 y todo discurre en calma en esa villa hasta que llega Oliver (Armie Hammer), un estudiante algo mayor que Elio y que viene con ganas de ahondar en las enseñanzas que el señor Perlman (Michael Stuhlbarg) le ha transmitido en clase. Elio, pese a tontear inicialmente con una chica italiana del pueblo en el que veranean, empieza poco a poco a sentir algo más que amistad hacia ese sonriente invitado con quien mantiene fugaces conversaciones.

"Soy un apasionado del cine de Visconti, Fassbinder y Maurice Pialat desde que era joven”, señala Guadagnino cuando se le pregunta por sus referentes cinéfilos. Entre otras muchas escenas que han llamado la atención de la crítica en este trabajo figura una conversación que padre e hijo mantienen casi al final de la historia. “Es uno de mis momentos favoritos de esta historia. Cuando rodé esa escena, tenía en mente que era muy importante que esos dos actores estuvieran muy compenetrados, siendo conscientes de la importancia que tiene ese diálogo. Me gusta crear un ambiente familiar con mis intérpretes. Por eso, además, decidí grabarla casi al final, esperando que Timotheé Chalamet y Michael Stuhlbarg se sintieran cómodos el uno con el otro. Quería reflejar cómo un padre es capaz de hablarle sin tapujos a su hijo de temas amorosos. Me gustaría que la gente se emocionara con ese diálogo”.

Sobre las posibilidades que tiene de Call me by your name de ganar alguna estatuilla, el realizador de cintas como Melissa P., Yo soy el amor o Cegados por el sol se muestra cauto. "Es bonito saber que estás en la carrera de los Oscar. Al fin y al cabo, es una alegría que alguien te reconozca en forma de nominaciones que le ha gustado lo que has hecho. La verdad es que, cuando ruedo una película, intento no pensar en qué le va a parecer a la gente cuando la pueda ver. Me volvería loco si lo hiciera así". Para rematar, Guadagnino confiesa que está trabajando en una secuela "que contaría qué le ocurre a Elio cinco años después del final de esta cinta".

Periodista



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa