Cochabamba, martes 25 de septiembre de 2018

Crean vacuna contra la caries efectiva en 64 por ciento

Investigadores chinos ensayan una forma de inmunizar a las personas para cuidar los dientes. Por ahora, lo más importante es la higiene dental.
REDACCIÓN/AGENCIAS | | 08 feb 2018



Unos investigadores del instituto Wuhan de Virología de la Academia de Ciencias de China realizaron con éxito la prueba de una vacuna que previene la caries.

Los científicos chinos señalaron que, a pesar de que esta vacuna cuenta con un gran porcentaje de efectividad, no hay mejor prevención que una buena higiene dental.

El producto biológico se desarrolló como una medida de prevención para los menores, pues entre un 60 por ciento a 90 por ciento de los infantes sufren de caries, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta nueva vacuna consiste en una fusión de proteínas enfocada en prevenir este deterioro dental provocado por la bacteria Streptococcus mutans, y muestra un 64 por ciento de efectividad en la prevención de caries, así como un 53.9 por ciento de efecto terapéutico, según www.expreso.press.

Yan Huimin, científico líder en la investigación, mencionó que las pruebas se realizaron en ratones y ratas de laboratorio por medio de la vía nasal.

Más allá de su eficacia, Huimin señala que aún existen efectos secundarios que buscan eliminar, por lo que es necesario que realicen más pruebas antes de sacarla al mercado, principalmente en zonas de bajos recursos donde la gente no cuenta con artículos de higiene o servicios de salud accesibles.

La investigación de Wuhan no es la primera que se centra en lograr este objetivo, sino que ya desde 1972 se realizaban experimentos para dar con una vacuna frente a la caries y encontrar una solución definitiva a este trastorno que puede provocar incluso la pérdida de la pieza dental. En investigaciones anteriores se consiguió evitar las caries, pero una de las proteínas utilizadas en su elaboración, una variante de la flagelina, causaba efectos secundarios importantes en las personas en las que era administrada. Por ello, siguieron trabajando en una nueva fórmula con este mismo prótido que no tuviese consecuencias indeseadas, hasta que dieron con la nueva vacuna, que tiene efectos mínimos en la salud de los pacientes.

La composición de la nueva vacuna anticaries consiste en una fusión concreta de la proteína PAc (rPAc) con proteínas de flagelina recombinante de la Escherichia coli (E. Coli). Ambas sustancias actúan protegiendo los dientes del Streptococcus mutans, una de las bacterias que están asociadas a la aparición de la placa bacteriana y, con ella, el posible desarrollo de caries.

¿Por qué dar mayor atención al cuidado de los dientes?

Las infecciones por caries son comunes en niños y adultos, pero si se descuida pueden poner en riesgo la vida de los pacientes, advierten especialistas.

Descuidar los problemas dentales puede propagar la infección hacia los ojos, el cerebro y el cuello.

Los pequeños, a partir de los 18 meses de edad pueden tener dientes y/o muelas picadas por falta de higiene o por dejar el biberón de leche azucarada por mucho tiempo, dijo Norma Villanueva Moreno, del Servicio Maxilofacial del Hospital Infantil de México.

Una infección agresiva puede demandar un proceso de rehabilitación muy largo. “No se puede esperar mucho tiempo, ya que este problema se puede diseminar desde la región de la cara hacia diferentes lugares y poner en peligro la vida del paciente”, sostuvo.

La especialista recomendó a los padres vigilar de cerca a los pequeños cuando presenten molestias dentales, debido a que una infección se puede complicar tanto que podría incluso ser mortal, señaló a El Siglo de Torreón.

Villanueva afirmó que un problema dental no debe persistir más de tres días.

Según las estadísticas, en México, sólo uno por ciento de los jóvenes visita al dentista de manera preventiva, el resto asiste solo cuando padece un dolor insoportable.

Salud oral en la  primera infancia

Dra. Eliana Quiroz

DENTISTA P.A.I.S.E-

Caja Nacional de Salud

La caries dental es actualmente la enfermedad crónica más frecuente y prevalente en la infancia. Este padecimiento infeccioso y transmisible, presenta graves repercusiones en la salud general del niño como: dolor intenso, infecciones faciales, hospitalizaciones, disminución en el desarrollo físico y en la capacidad de aprendizaje.

La caries dental es una enfermedad infecciosa que se puede prevenir y que es causada por diferentes tipos de bacterias que viven en la boca, las cuales se adhieren a la superficie de los dientes y se alimentan principalmente del azúcar (inclusive el azúcar de las frutas) y del almidón cocido (pan, papas, arroz, pasta, etc.). Aproximadamente 5 minutos después de que el niño consume o bebe algún tipo de azúcar, las bacterias comienzan a producir ácidos que tienen la capacidad de destruir la superficie de los dientes al disolver minerales valiosos, teniendo como resultado las caries.

La promoción y la prevención de salud en los niños aseguran adultos más sanos y con mejor calidad de vida. Resulta entonces importante, que los padres o responsables de los niños estén al tanto de la información que marcará la diferencia.

La visita temprana al odontopediatra permite ofrecer pautas individualizadas de prevención a los padres, además de disminuir los tratamientos dentales restauradores.

Las medidas preventivas que los padres pueden aplicar en el cuidado de la salud oral de los niños incluyen: entre 0-5 meses masajear una vez por día las encías con dedal de silicona o gasa húmeda para poder acostumbrar al bebé a la manipulación de su boca y aliviar los síntomas de la erupción. A su vez, se debe evitar transmitir saliva de la madre/padre/cuidador al bebé.

A partir de la erupción dental, se debe cepillar los dientes dos veces al día con mínima cantidad de pasta con flúor (medio grano de arroz). A partir del primer año año se debe evitar la alimentación durante la madrugada y se debe realizar la primera visita al odontopediatra.

Entre los 12 a 15 meses, el cepillado dental debe realizarse dos veces al día por los padres con pasta dental con 1.000ppm de flúor con una cantidad igual a un granito de arroz crudo, se debe evitar los jugos industrializados, los líquidos azucarados y dulces.

Se sugiere el abandono de biberón. La totalidad de los líquidos deben ofrecerse en taza o en vaso.

Entre los tres a cinco años, la cantidad de pasta utilizada debe tener el tamaño similar a una arveja, siendo el cepillado nocturno el más importante para la prevención de aparición de caries en niños.







TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa