Cochabamba, domingo 9 de diciembre de 2018

Médicos piden motivación para quedarse y un año para la ley

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, asegura que se deben crear ítems para bolivianos, por examen de competencia y pide que se mejore la remuneración.
| Jhenny nava B. | 04 feb 2018



La madrugada del 2 de enero, el sector médico del país logró hacer retroceder al Gobierno en la aplicación de un artículo del Código del Sistema Penal que luego fue abrogado y que sancionaba la negligencia médica.

Por la demanda de distintos sectores, la norma fue abrogada 18 días después, pero ahora queda el reto de mejorar la atención en salud y elaborar una ley general que permita regular todo el sistema.

En ese sentido, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, plantea como mínimo un plazo de un año para la redacción de la norma.

Para ello, los próximos días planteará un proyecto de decreto supremo para que se pueda iniciar de una vez la redacción de la normativa.

Mientras eso sucede, Cruz estima que junto con el Gobierno se podría comenzar a instalar en unos cuatro meses el Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje.

Sin embargo, asegura que las propuestas no pueden quedar en simples intenciones, y que para ello el Gobierno debe pensar en el incremento del dinero asignado.

“Las cosas no se hacen por arte de magia, se debe poner el dinero para aumentar el personal”.

Pero más allá de estos puntos, hay uno que le preocupa de sobremanera al sector y es la falta de motivación a los médicos para que estos se queden a trabajar en Bolivia.

En el país hay 12 carreras de medicina en universidades públicas, y otras 19 son del sector privado.

Manifestó que el 80 por ciento de los estudiantes de las privadas son extranjeros, pero casi el 100 por ciento de los que se forman en las públicas son bolivianos que quieren “servir al país con la profesión”.

Cruz asegura que el 90 por ciento de los profesionales que se gradúan cada año en la carrera se va al exterior y solamente un 10 por ciento se queda.

Los motivos son varios, pues hay una alta demanda para el examen de especialidades que alcanza hasta los 9.000 profesionales cuando solamente hay mil plazas para poder ingresar.

Entonces, los estudiantes salen a formarse a países vecinos y si cuando retornan no hay ítems para trabajar deben volver a irse ya que las ofertas que se hacen en el exterior en cuanto a sueldos son mejores que en el país.

“Los médicos vuelven por su sentimiento de patriotismo, porque quieren servir, pero las puertas se les cierran”.

Los que se quedan solamente tienen dos alternativas, salir del país a continuar los estudios si cuentan con las posibilidades o quedarse en Bolivia esperando alguna oportunidad incierta.

Cruz asegura que la segunda opción ha cambiado mucho desde que el Gobierno decidió realizar invitaciones directas para que los médicos que fueron a estudiar a Cuba puedan acceder a un ítem.

“Entonces, las posibilidades de quedarse en el país han quedado prácticamente reducidas a nada. Uno tiene que salir sí o sí”.

Manifestó que en el exterior los médicos encuentran mejores posibilidades para poder recuperarse económicamente tras la inversión que hicieron en su carrera.

Dijo que en el país lastimosamente se crearon factores para expulsar a los profesionales, “como la judicialización de la carrera médica” y la falta de creación de ítems por exámenes de competencia.

También criticó la falta de coordinación entre los tres niveles de administración pública como el Gobierno nacional, la Gobernación y la Alcaldía.

“La Gobernación con los impuestos que paga la ciudadanía, tendría que crear ítems, igual que el Gobierno central. La Alcaldía solamente es encargada de dotar los ítems administrativos, pero no cumple con las obligaciones y los que pagan esto son los ciudadanos.

Dijo que no es culpa del sector médico y de la población que las autoridades pertenezcan a distintos partidos políticos y no puedan trabajar de manera conjunta para que los hospitales que están parados por falta de personal puedan funcionar.

Instituto

El Colegio Médico de Bolivia propone que el Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje sea creado en un plazo de cuatro meses

90 por ciento

De médicos

Que se gradúan cada año en el país salen al exterior a continuar sus estudios por las pocas posibiliades de acceso a la residencia médica que hay en el país.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa