Cochabamba, lunes 15 de octubre de 2018

Germán Gamarra La voz poeta de Gama 3

Esencia. En solo ocho años de actividad musical, el cantante y compositor logró consolidarse como uno de los artistas más queridos de Cochabamba.
TEXTOS. JIMENA NÚñez larraín/// FOTOs. noé portugal y familia gamarra/// | | 28 ene 2018



Pasión y estilo sangre de compositor

Un sentimiento y el sonido de unos cuantos acordes en su cabeza fueron el detonante para la creación de más de una veintena de composiciones, que llevó a la fama al grupo musical Gama 3.

Con la amabilidad que lo caracteriza, Germán Gamarra Jordán nos recibe en su domicilio particular en el barrio El Profesional. En la sala de estar, un equipo de música completo, en el que no falta un tocadiscos, ocupa un lugar importante en la habitación.

El reconocido cantautor reconoce que la música fue una etapa gratificante de su vida. En el campo profesional, hace seis años se jubiló de la empresa Almacenera Boliviana; ahora, dedica la mayor parte de su tiempo a compartir con su familia, especialmente sus nietos.

Germán Gamarra es uno de los tres exintegrantes del famoso grupo musical cochabambino Gama 3, que hizo furor en la década de los 80, cuando tres jóvenes desearon incursionar con un poco más de seriedad en el mundo artístico.

El cantautor, ahora de 65 años, no recuerda el momento preciso en el cual comenzó a acercarse a la música, pero sí asegura que sus padres, Juan Gamarra y Graciela Jordán, incentivaron a él y a sus dos hermanos menores, Javier y Jacqueline, para que aprendan música.

“Mis papás nos pusieron un profesor de guitarra, quien iba a los domicilios de sus alumnos”, recuerda.

Así fue como equilibró su formación de primaria, en el colegio La Salle, y la música. Posteriormente, como siguiendo la moda de esa época, cuando el folclore argentino estaba en su apogeo, los hermanos comenzaron a interpretar la guitarra y a participar en los actos de hora cívica, esta vez en el colegio San Agustín, centro educativo del cual egresó en 1970.

“Un año más tarde, se lanzó la convocatoria para un concurso a nivel estudiantil en el colegio La Salle, donde el primer premio era la grabación de un disco. Nos presentamos en dúo con Javier, mi hermano, respaldados por un permiso especial del comité organizador, ya que él aún estaba en secundaria. Así, competimos, ganamos y grabamos nuestro primer material discográfico titulado “Galopera”, recuerda con nostalgia Gamarra.

Esa primera experiencia motivó su deseo de seguir creando música, y por un tiempo fueron buscando a otros artistas que -como ellos- deseaban hacer música. Su primo Rolando Gamarra completó el trío. Juntos lanzaron el primer disco del grupo Gama 3.

Lo que siempre tuvieron claro es que solo eran tres personas que les gustaba hacer música, pero no tenían la intención de vivir de ella.

“Nos gustaba cantar, queríamos grabar un disco y la gente comenzó a

preferirnos”, recuerda Germán, quien junto a su hermano compusieron 28 canciones para el trío, muy al margen de otras canciones inneditas creadas con la colaboración de amigos.



LA ÉPOCA DE ORO

Los primos llamaron Gama 3 al grupo. Si bien la mayoría de la gente cree que es un apócope de su apellido Gamarra, Germán asegura que eligieron esa palabra porque significa un conjunto de cosas y notas, que juntas forman una armonía.

La participación de Rolando fue efímera; al poco tiempo ingresó Rubeck Molina, con quien grabaron cinco discos más, donde están distribuidas sus composiciones propias, las que eran trabajadas junto a su hermano Javier.

“Hemos compuesto canciones como: “Calle 25”, “Amor de adolescencia”, “Canción para mis padres”, “Peregrino amor”, “No te vayas quédate”, que es uno de los temas más recordados y queridos”, asegura.

Durante ocho años de actividad artística, Gama 3 fue invitado especial en los escenarios de Chaplin Show en Santa Cruz; también eran muy bien recibidos en Sucre y La Paz.

El ciclo del trío Gama 3 finalizó en 1988. “Nunca fuimos un grupo con la intención de vivir de la música, por eso siempre le dimos preferencia a nuestras profesiones. Por ejemplo, soy licenciado en Economía de la Universidad Mayor de San Simón. Ahora solo queda la afición de cantar y recordar nuestras canciones”.

momentos significativos

Aún ahora, don Germán recuerda con beneplácito algunos eventos que marcaron huella en su vida, como su participación en la grabación de la canción “Un abrazo de Concordia, de Bolivia para el Mundo”, en 1993 - 1994, cuando compone e interpreta el Himno al Cristo de la Concordia.

El año 2001, Gamarra se dio la tarea, junto al estudio de discográfico de Lauro, de grabar su CD “Lo mejor de Gama 3”, con las mismas letras, pero esta vez con mejoras tecnológicas.

Posteriormente, el trío Gama 3 se volvió a unir para ofrecer dos conciertos de despedida, en 2002 y 2003, el primero en los ambientes del Rotary Club y el segundo en el centro de eventos “El Campo”, en ambas ocasiones con lleno total de público.

“Realmente fue una gran época, difícil de borrar u olvidar, donde la música fue el eje de mi vida”, expresa al recordar su trayectoria musical.

Y los seguidores de este trío disfrutaron, sin duda, la melodía y las letras de cada una de sus canciones, que hacían un homenaje a situaciones cotidianas donde el amor, la inocencia, la amistad, la esperanza, eran valores para rescatar y vivir cada día.

Actualidad

Germán Gamarra no tiene planificado volver al ámbito musical y presentarse sobre los escenarios.

“Tuve una gran etapa musical y quiero mantenerla viva en mi memoria. Todo lo que hicimos en esa época fue a mucho tesón y aplomo, porque era muy raro que existan jóvenes que se dediquen a la música, debe ser por eso que los aficionados aún recuerdan a Gama 3”.

Familia

Un poco antes  de iniciar su etapa musical, el 5 de noviembre de 1977, Germán contrajo nupcias con Selva Urquidi, junto a la cual lleva 40 años de vida conyugal en la que criaron a sus hijos Carlos Enrique y Marioly, quienes a la fecha ya lo convirtieron en el feliz abuelo de cinco nietos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa