Cochabamba, martes 22 de mayo de 2018

La importancia de planificar un embarazo

| | 28 ene 2018



En estos tiempos en que la humanidad se va degenerando cada vez más, el planeta está

optando por depurarse y es -por esta razón-

que las catástrofes naturales se siguen dando con más frecuencia; sin embargo, aun en medio de todo el caos, existen personas que hacen el bien a los demás y que quieren formar un mundo mejor.

Y aquí es donde viene la gran importancia de planificar un hijo; pues el mundo necesita hombres y mujeres de verdad, seres conscientes, seres que ayuden a elevar el nivel de conciencia del lugar donde se encuentran, de su país y -por lo tanto- de nuestro planeta.

La pareja que decide planificar un hijo debe estar consciente del cambio, ya que la llegada de un nuevo ser puede desestabilizar muchas cosas dentro de un hogar. Se debe tomar en cuenta:

- El ambiente familiar es un aspecto fundamental, ya que es importante que la pareja viva sola, porque el hogar que formarán deben hacerlo con sus propias reglas, proyectos y metas.

- En lo posible ambos deben tener ya una carrera concluida para tener estabilidad económica, porque los gastos que se hacen al tener un hijo son altos.

- La mujer debe estar muy bien en cuanto al tema de salud; para esto se recomienda hacerse las pruebas médicas que sean necesarias.

- El estado físico es también importante porque se darán varios cambios corporales.

- La preparación psicológica, quizás es uno de los puntos más importantes y fundamentales a la hora de planificar un embarazo, ya que independientemente de la edad de ambos futuros padres, deben estar muy seguros mental y emocionalmente.

- Tener un equilibrio en todo lo anterior dará la nota para saber si la pareja está en un estado psicológico idóneo para completar su proyecto de vida con la planificación para traer un ser a este mundo y que esto sea un beneficio tanto para la pareja, para el futuro hijo y para el mismo entorno en donde llegará aquel nuevo ser.

Por último, tenga muy en cuenta que no puede educar a sus hijos como lo hicieron sus padres con usted, pues ese mundo ya no existe; ahora se necesita de seres que sean educados desde el corazón y no desde la mente, personas intelectuales hay muchas.

Este nuevo mundo necesita de seres que nazcan con un solo propósito, “ser felices” y la felicidad no tiene nada que ver con la riqueza, sino con la capacidad de tener paz en el alma y apreciar lo sencillo y hermoso de la vida.

Por esto y por tantos motivos más es que se recomienda plenamente que para traer un nuevo ser a un hogar, realicen la planificación del embarazo, porque es necesario que durante los nueve meses en que la madre lleve al ser en su interior lo eduque.

Esto es lo que la mayoría de los padres no hace, “educar desde el vientre”. Muchos creen que la educación se la da desde que el niño nace o peor aún desde que empieza a asistir a la escuela, y eso es totalmente erróneo; al hijo se lo debe educar desde el momento de la concepción hasta los siete años. Está en nuestras manos hacer un mundo mejor.

NOTA: Para cualquier consulta o comentario, contactarse con Claudia Méndez Del Carpio, responsable de la columna, al correo electrónico claudiamen@hotmail.com

Visítanos en Facebook: LECTURAS SUTILES





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa