Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Las bolas chinas fortalecen el suelo pélvico

Valor terapéutico. Este método es una alternativa para las mujeres que sufren incontinencia urinaria.
TEXTOS. centradaenti.es/// FOTOs. salud180.com y siempre-lindas.cl/// | | 28 ene 2018



Recomendada por expertos salud para la flora vaginal

Existen muchos mitos y leyendas alrededor de las bolas chinas. Se venden en numerosos sexshops y tiendas eróticas, con el argumento de que la vibración producida por las bolitas de su interior es una fuente de enorme placer. Esto tiene muy poco o nada que ver con la realidad.

Las bolas chinas realmente son buenas para fortalecer el suelo pélvico

y, por lo tanto, para mejorar nuestra

vida sexual.

¿Cómo son?

Las bolas chinas “estándar”, que se pueden encontrar en cualquier tienda especializada, constan de dos bolas unidas y un cordel para manipularlas. Pero podemos encontrar kits de bolas chinas de distintos tamaños y pesos, para iniciar un ejercicio progresivo de nuestro suelo pélvico.

¿De qué material deben ser?

Las bolas chinas actúan como pesa en nuestra musculatura. Tenemos que tener cuidado con el material: debe ser no poroso (el plástico por ejemplo lo es y puede acumular bacterias), suave, y con el cordel de extracción plastificado o del mismo

material que las bolas.

Nunca de hilo, donde sí se puede

acumular suciedad y crearnos problemas. La silicona o el elastomed son

estupendos materiales. Es recomendable invertir en unas bolas chinas

de calidad, ya que seguramente el

peso también esté medido de forma adecuada.

¿Cuánto tiempo debo usarlas?

Es recomendable utilizarlas de forma progresiva, comenzar caminando con ellas durante 15 minutos las dos primeras semanas y luego pasar a 30 minutos. Si al pasar de un tiempo a otro notamos molestias al día siguiente, deja de usarlas un par de días

y luego vuelve al tiempo anterior

durante otra semana.

Frecuencia

Puedes utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 a 4 meses; luego, ya no las necesitarás en mucho tiempo. Eso sí, si sigues con los ejercicios de suelo pélvico habituales, que te puede enseñar una especialista.

¿Mi vida sexual será mejor?

En realidad, las bolas chinas tienen una función de “pesa” para la musculatura pélvica, pero no se puede negar que tiene beneficios para la vida y salud sexual.

Además, mejoran la fase del deseo;

llevar las bolas chinas puede resultar muy erótico, como llevar lencería sexy.

A muchas mujeres les ayuda a fantasear el llevar unas bolas chinas sin que nadie lo sepa. Un efecto mucho más directo es el que tiene sobre la lubricación: estas contienen otras pequeñas bolitas en el interior que se mueven y estimulan las paredes

de la vagina, favoreciendo el flujo sanguíneo y mejorando notable e instantáneamente los niveles de lubricación.

Por otro lado, la musculatura pélvica se

contrae y relaja durante el orgasmo y, tanto los ejercicios de suelo pélvico activos como el uso de las bolas chinas fortalecen la musculatura, haciendo los orgasmos más intensos y largos.

Recomendaciones

Si tienes algún padecimiento o diagnóstico especial ginecológico, antes de usarlas es recomendable consultar con tu médico.

Si el modelo que tienes no usa cordel y temes que se pierdan dentro de tu vagina, no entres en pánico.

Extiende una toalla en el suelo, ponte en cuclillas, relájate, respira profundo, estornuda o tose. Si lo anterior no funciona, pon un poco de lubricante en la vagina y salta hasta que las sientas caer.

No hay manera de que se pierdan adentro, pero si sientes algún temor, más vale que compres unas con cordel.

Más datos

¿Sabes de dónde vienen las llamadas bolas chinas?

Su origen no es chino sino japonés. Fueron inventadas para un emperador con muchas concubinas y poco tiempo para juegos preliminares. Más tarde fueron utilizadas por las geishas para fortalecer el suelo pélvico.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa