Cochabamba, lunes 10 de diciembre de 2018

Los 12 aciertos y errores del Gobierno de Morales

Nacionalización e inclusión están entre los aspectos positivos; mientras que la corrupción y la derrota en el referendo se cuentan en los negativos.
| | 21 ene 2018



La nacionalización de las empresas estratégicas, que permitió la estabilidad económica en el país, la inclusión de los sectores sociales marginados y la demanda marítima ante la Haya, por una salida soberana al Pacífico, son algunos de los aciertos logrados por el gobierno de Evo Morales en 12 años de gestión, coinciden analistas y políticos del oficialismo y de la oposición.

En cuanto a los desaciertos o momentos conflictivos que destacan están la derrota del MAS en el referendo del 21 de febrero de 2016, el denominado golpe cívico prefectural de 2008 y la represión a los indígenas que marchaban en contra de la construcción de una carretera por el Tipnis.

OPINIÓN desglosa en este Informe Especial, con la participación de analistas y políticos, los 12 años de gestión del presidente Evo Morales.

El presidente del Colegio de Politólogos de La Paz, Ludwig Valverde, afirma que, de manera general, este Gobierno ha elaborado leyes importantes, pero que no se aplican hasta el momento como parte de una política pública integral; por ejemplo, la Ley 045 contra el Racismo y toda forma de Discriminación, la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz, de lucha contra la corrupción y la 348 que protege a la mujer de toda forma de violencia.

Un segundo elemento, a decir de Valverde, es que en 12 años de gestión no se han resuelto tres problemas estructurales que aquejan al país, la inseguridad ciudadana, la corrupción y la pobreza.

“Si bien tenemos un incremento de la clase media y un paliativo a la pobreza con los bonos que se reparten, como medios coyunturales, no hay una resolución estructurante de la pobreza”, puntualiza Valverde.

ACIERTOS

Valverde afirma que la nacionalización de las empresas estratégicas es un aspecto positivo porque permite mayores ingresos para el país, “pero que no se han destinado con una visión de desarrollo”.

Otro aspecto destacado por el politólogo es la inclusión de sectores que hasta antes de la llegada de Morales al Gobierno habían sido mantenidos fuera de la conducción de la nave del Estado.

La demanda marítima ante La Haya es también otro acierto, según Valverde, porque se convirtió “en un punto de unidad nacional”.

La entrega de bonos sectoriales (mujeres, niños y adultos mayores) es otro punto a favor del Gobierno, porque distribuye la riqueza obtenida por la nacionalización a sectores vulnerables.

DESACIERTOS

Los casos de corrupción (Fondo Indígena y YPFB, entre algunos) hicieron mella en el Gobierno, según Valverde, toda vez que le quitaron la credibilidad.

“Hay altas autoridades del Gobierno que están involucradas en estos casos y no se resuelve, pese a que está vigente la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz”, advierte.

Morales sufrió también un conflicto con el denominado golpe cívico prefectural, en septiembre de 2008, cuando grupos de personas tomaron y saquearon instituciones del Estado.

La denuncia del caso Zapata y la derrota en el referendo del 21 de febrero, son otros dos aspectos que pusieron en aprietos al Gobierno de Morales.

La mala administración de la justicia, el escaso avance en las autonomías y las dificultades en el área de salud son otras áreas que el Gobierno no puede resolver hasta la fecha, según Valverde.

Los conflictos suscitados con los mineros, con la muerte de seis personas (incluida la del viceministro Illanes) y la represión a las personas con discapacidad y a los indígenas que marchaban en contra de la carretera por el Tipnis cobraron factura al presidente Morales.

2006

El inicio

El binomio Evo Morales y Álvaro García Linera fueron posesionados el 22 de enero de 2006, tras ganar las elecciones de diciembre de 2005, con el 53.7 por ciento de los votos válidos

La primera gestión fue la más acertada 

Jorge Komadina

Sociólogo

Los períodos gubernamentales que tuvo el presidente Evo Morales fueron diferentes entre sí.

La primera gestión es, tal vez, la más importante en cuanto a aciertos políticos. Lo más destacable ha sido la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE). Ese entonces, en la agenda política había la necesidad de reformar profundamente la ley fundamental del país y se lo hizo a través de un proceso inclusivo.

La nueva CPE tiene muchos aspectos relevantes, como la articulación de distintas formas de democracia o los derechos de los pueblos indígenas.

En términos económicos, considero que lo positivo fue el control estatal de la economía, principalmente de los hidrocarburos.

NUEVOS PERÍODOS

Después, las siguientes gestiones gubernamentales de Morales fueron diferentes. Sobre la base de la CPE, no se pudo construir un verdadero Estado Plurinacional de Bolivia. Aún no se lo ha concretado a través de instituciones y prácticas nuevas, a pesar de la profusa producción de leyes que ha habido.

Un error político reciente que queda marcado en la tercera gestión, es toda estrategia de reelección del Presidente. Creo que aquí hay un error político muy grande que va afectar el escenario político del futuro.

El acierto más grande fue el crecimiento económico sostenido, que ahora está en desaceleración. Si se lo compara con el de otros países vecinos, es el más importante.

Bolivia tiene deudas pero la riqueza se reparte

Óscar Heredia

Docente UMSA

Los economistas del Gobierno generan un modelo económico híbrido, no ortodoxo que recomienda una mayor intervención del Estado en la economía y un aumento del gasto público en un contexto de bonanza por los precios altos del petróleo.

Los resultados negativos fueron:

- Mayor dependencia externa. Se amplió la deuda China (en especial) de aproximadamente de 500 millones de dólares a 1.600 millones, con una proyección de 6.400 millones de dólares más.

- No tomar en cuenta la capacidad de producción y de exportación con relación a la deuda. Hoy tenemos desaceleración económica, déficit fiscal y déficit comercial. Pronto trabajaremos en gran parte para pagar la deuda y no para mejorar el nivel de vida.

- No comprender que el nivel de vida de los trabajadores no solo pasa por el incremento salarial nominal, sino, aumentando la producción.

- Pensar solo en el sector primario extractivo y confiar en la bonanza económica.

Los resultados positivos:

- La distribución de la riqueza para quienes nunca recibieron nada (bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y Dignidad).

- Conexiones de gas y subsidios a los hidrocarburos.

- Impulso a los microproductores de alimentos.

- Bolivianización de la economía.

- La creación de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa