Cochabamba, miércoles 21 de febrero de 2018

Avantica y Genso ven en el mercado del exterior la mejor oportunidad

Las empresas emergentes, y aquellas que trabajan desde hace varios años, consideran que la exportación de software es, por el momento, una importante fuente de divisas para el país, que permite la generación de empleo.
| | 14 ene 2018



Cristian Sanabria Villarroel se graduó como ingeniero de sistemas en 2008, en la Universidad Mayor de San Simón, cursó una maestría en España, gracias a una beca de la fundación Simón I. Patiño, y al retornar a Bolivia empezó a trabajar en el desarrollo de software, en Avantica.

Este ingeniero de 30 años es uno de los cientos de profesionales que se dedican actualmente al desarrollo de software que se exporta desde la ciudad de Cochabamba.

Avantica y Genso son dos empresas de la Llajta que han visto en la exportación de software una buena oportunidad para crecer y generar fuentes de empleo para ingenieros jóvenes.

“Trabajar con el exterior es determinante para el sector que desarrolla software en Bolivia, y especialmente en Cochabamba”, manifiesta el gerente general de Avantica, Wilfredo Vargas.

Avantica es una corporación que se ocupa del desarrollo de software y el control de calidad en diferentes tecnologías y plataformas, que empezó a trabajar en Bolivia desde hace un año.

Vargas señala que Avantica nació sobre la base de una empresa cochabambina, Xperius, que trabajaba con clientes locales y extranjeros.

Avantica cuenta actualmente con un poco más de 40 personas y la proyección de la empresa asentada en Cochabamba es crecer este año hasta casi duplicar su personal. Y para ello tendrán que ocupar un piso más en el edificio que ocupan.

Vargas puntualiza que un 95 por ciento de su producción de software se exporta a Estados Unidos y Canadá y el resto a países como Panamá, Perú y Brasil. Con menor frecuencia, a Costa Rica y Argentina.

Una meta, a corto plazo, es empezar a desarrollar software para Bolivia.

EL DESARROLLO

DEL SOFTWARE

Vargas señala que el desarrollo del software en el país es un proceso que empieza con el contacto inicial con el cliente del exterior, a quien se le pide sus requerimientos.

En la fase de implementación, los desarrolladores de Avantica elaboran el producto para el cliente.

Una vez que se ha desarrollado el sistema, la empresa hace una validación y verificación, mediante ingenieros, con el fin de confirmar que el sistema cumpla con los estándares definidos por el cliente.

Por ejemplo, si una empresa pide un sitio web, los encargados de control de calidad verifican si el sistema funciona en diferentes navegadores, en distintas plataformas, y que la misma aplicación se pueda visualizar en dispositivos Android y otros.

Avantica tiene clientes diversos: en la banca, salud, multimedia, “incluso una institución que maneja historiales criminales con la Policía en Estados Unidos”.

La empresa desarrolla diferentes tipos de software, en algunos casos desde cero. Por ejemplo, un sistema de conferencias que funciona en celulares y computadoras sin la necesidad de instalar ninguna aplicación en el dispositivo. “Es muy novedoso, el usuario solo se conecta a una cuenta desde el celular o la computadora. Conferencias online fue hecho para Estados Unidos y lo usan varios centenas de miles”.

GENSO

La empresa Genso fue fundada en abril de 2009 y empezó a exportar software desde 2010.

Genso nació, según el responsable de Comunicación de la empresa, Marcelo Rodríguez Claros, como un emprendimiento de un grupo de jóvenes recién egresados de la universidad, ante una creciente demanda de sistemas informáticos a nivel nacional y mundial.

Actualmente, esta empresa tiene un cliente principal que radica en Estados Unidos. Es una compañía enfocada al análisis y seguimiento de datos mediante inteligencia artificial, señala Rodríguez.

En el caso de esta empresa, aproximadamente el 90 por ciento de sus ventas se destina para la exportación.

“La modalidad de contratación que asumimos es por producto o por horas. Se nos brinda una serie de especificaciones y las realizamos. No hemos desarrollado ningún producto o servicio por iniciativa propia que haya sido comercializado en el exterior”, puntualiza.

Añade que el tiempo, el personal, la inversión y la falta de apoyo por parte del Estado a las empresas del rubro son obstáculos que les impiden desarrollar y comercializar algún producto por iniciativa propia.

¿Pero qué buscan las empresas del exterior en Bolivia?

Rodríguez dice que las compañías buscan, por un lado, programadores capacitados y, por otro, empresas que puedan respaldar, garantizar y dar continuidad al trabajo realizado por estos profesionales.

Respecto a las ventajas de las empresas de software de Bolivia, Rodríguez puntualiza que la contratación se debe, principalmente, a la relación de la calidad con el precio, “siendo productos o servicios de menor coste que en Estados Unidos o Europa con una calidad similar o igual, dependiendo del área”.

Requerimiento

En las empresas de software hay mucho movimiento de personal. Por este motivo, las compañías brindan la mayor comodidad posible a sus ingenieros.

Una década

El desarrollo de la industria del software en Bolivia empezó a manifestarse con fuerza desde hace 10 años, según el gerente general de la empresa Avantica, Wilfredo Vargas.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa