Cochabamba, jueves 22 de febrero de 2018

El cuidado de las mascotas

| | 07 ene 2018



Relación entre niños y perros

TEXTO: AGENCIA DPA

Los perros se sienten intimidados por una mirada directa, más si esta queda a la altura de sus ojos.

Los niños pequeños se encuentran con perros de su altura con mucha frecuen-cia por la calle. Para estos

casos, hay que enseñarles que no deben mirarlos nunca a los ojos.

Por eso es mejor que cuando el niño acaricie a un perro lo haga mirando hacia la

espalda del animal. Y antes de ello, siempre hay que preguntar al dueño.

Si el pequeño se dirige hacia el animal con demasiada solicitud, las cosas pueden ponerse feas. En ese caso, lo mejor es que el padre o la madre se ponga entre el animal y el niño.

Si es el perro el que va disparado hacia el pequeño, los padres pueden ponerse entre ambos con la espalda hacia el perro. Así no es

posible el contacto visual, pero el perro puede ver al niño sin sentirse provocado.

Cómo eliminar las garrapatas

Las garrapatas se activan sobre todo en verano cuando las altas temperaturas propician el desarrollo de estos parásitos, que buscan la piel del perro para alimentarse de su sangre.

Si una garrapata se incrustó en la piel de tu mascota es conveniente eliminarla con un pinza. Pero es muy importante utilizar la técnica correcta y quitarla con cuidado.

De ninguna manera hay que retorcer el cuerpo del parásito durante su extracción, pues podría eliminar neurotoxinas que produce su glándula salival en la herida del animal.

En la saliva hay patógenos

altamente peligrosos, que la garrapata también puede transmitir a los animales durante la succión.

Si el perro presenta heridas hay que limpiar y desinfectar la zona afectada.

Para prevenir garrapatas, que forman parte de la familia de las arañas, hay productos de desparasitación externa, como pipetas, aceites y aerosoles especiales, entre otros.

Cuidado visual de los felinos

Los ojos de los gatos son muy sensibles y es importante observar si lagrimean, se le cierran o están inflamados. Sobre todo, los gatos de raza que tienen la nariz corta o achatada, como los persas, birmanos o abisinios, son mucho más propensos a sufrir conjuntivitis.

Las secreciones oculares, el enrojecimientos de las conjuntivas o el cambio de tamaño de las pupilas pueden ser un indicio de enfermedades infecciosas o lesiones en los ojos de estos felinos.

Estos síntomas también pueden reflejar una enfermedad más grave, por lo que, los dueños de las mascotas deben tomar estas señales en serio.

Una enfermedad renal, por ejemplo, puede aumentar de forma permanente la presión sanguínea y eso provoca que reviente un vaso sanguíneo en el ojo del felino.

En ese caso, hay que llevar al gato rápidamente al veterinario porque el gato podría sufrir la pérdida de su vista.

Las escaleras no son para los perros

Subir y bajar las escaleras no es recomendable para cualquier tipo de perro.

Especialmente las razas caninas que tienen el cuerpo alargado y las piernas cortas, como el dachshund o perro salchicha, el pug y el basset; son muy vulnerables y sufren al ascender los escalones.

“Al subir o bajar escaleras

y también al dar saltos la columna vertebral se sobrecarga y se comprime”, explica la

veterinaria Heidi Bernauer-Münz, de la Asociación alemana de veterinarios para la protección de los animales.

Según la especialista, tampoco es recomendable que los cachorros hasta los tres meses suban o bajen escaleras. Sin embargo, también advierte que esto podría convertirse en un problema. “La fase de socialización de los cachorros termina después de unas 12 semanas y lo que no han conocido hasta entonces les será ajeno. Conviene ir familiarizando al animal con las gradas.

Buena limpieza de los comederos

A los gatos se recomienda ponerles comida en vasijas de loza o cristal. Son más higiénicos que el plástico. Y los gatos son unos animales muy limpios con la comida: les molesta todo resto de alimento que haya quedado en la escudilla o recipiente.

Tras limpiar su comedero, es aconsejable lavarlo bien con agua para asegurar que no quede ningún resto de jabón ya que el olor podría desanimarlos a la hora de comer.

Por la misma razón, hay que situar en lugares bien separados entre sí el comedero y el arenero.

Si en el hogar viven varios felinos, cada uno de ellos debería tener un lugar tranquilo para el momento de la comida.

A la hora de comprar el alimento para su mascota, los dueños no deberían limitarse al pienso seco (pellets). Los gatos beben poca agua, por lo que es aconsejable darles también alimento de lata, que contiene líquido.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa