Cochabamba, sábado 21 de julio de 2018

Estrategias para prevenir la miopía en la infancia

Salir al aire libre al menos dos horas al día, consumir vegetales, Omega-3 y vitaminas A, C y E ayudan a prevenir deficiencias en la vista.
BBC | | 04 ene 2018

NUEVO DÍA

La tecnología es cada vez más omnipresente y los niños pasan cada vez más tiempo frente a la pantalla del televisor y celular. Dos estrategias pueden ayudar a prevenir la miopía:

1. Pasar más tiempo al aire libre. Los expertos sugieren que lo mejor que pueden hacer los adultos para prevenir o mitigar el desarrollo de la miopía es animar a los niños a pasar más tiempo al aire libre, practicando actividades deportivas o de ocio.

Según Annegret Dahlmann-Noor, consultora de oftalmología del hospital de ojos Moorfields de Londres, la falta de luz natural es la clave en el aumento de los casos de miopía.

"El factor principal parece ser la falta de exposición a la luz solar directa, porque los niños que estudian mucho y que utilizan computadoras o celulares o tabletas, frecuentemente, tienen menos oportunidades para correr al aire libre y están menos expuestos a la luz natural, y por ese motivo parecen tener un mayor riesgo de desarrollar miopía". Pasar dos horas al día al aire libre protegería a los niños de la miopía.

2. Cuidar la dieta. Dahlmann-Noor asegura a BBC que la dieta ayuda a proteger la visión de los niños. "Nutrientes como los ácidos grasos esenciales Omega-3 y las vitaminas A, C y E son buenas para el desarrollo de la parte de atrás del ojo. Recomendamos consumir tanto pescado graso, aguacates, hortalizas y vegetales de hoja verde como puedan".

"En el caso de los niños, todos esos suplementos vitamínicos que se venden sin receta médica para favorecer el desarrollo del cerebro también son buenos para los ojos, aunque no los publicitan así", dijo la oftalmóloga.

¿En qué consiste la deficiencia de la vista?

La miopía es una afección de la visión que se manifiesta con una percepción borrosa de los objetos lejanos. A diferencia de un ojo normal, en el que el cristalino enfoca la imagen del objeto que observamos proyectándose en forma nítida en la retina, en los pacientes que presentan este error refractivo la imagen se formará delante de la misma, punto en el que se hace foco, y no sobre ella.

Debido a que el ojo miope es más largo de lo normal, la imagen no se forma correctamente, produciéndose la visión borrosa lejana que provoca entrecerrar los ojos para poder enfocar o acercarse a los objetos para verlos mejor.

El diagnóstico consiste en un examen ocular completo que determina la agudeza visual del paciente, además de establecer el grado de miopía mediante un test de refracción a través del cual se evalúa el defecto del ojo.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa