Cochabamba, jueves 18 de enero de 2018
Mega Menu Opinnión

Avances sobre la hepatitis, una enfermedad silenciosa

El uso de drogas pangenotípicas permitirá curar a muchísimas personas, incluso a aquellas que hasta ahora no han respondido a los primeros tratamientos.
www.infobae.com | | 28 dic 2017



La hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección vírica. Se conocen cinco tipos principales de virus de la hepatitis: A, B, C, D y E, los que pueden transmitirse a través de una variedad de vías.

Se trata de una epidemia silenciosa que crece en la población mundial sin que la mayoría de quienes la padecen sepan que están infectados.

Las hepatitis virales afectan alrededor de 424 millones de personas en el mundo, de las cuales 1,4 millones mueren cada año como consecuencia de la infección, que puede derivar en falla hepática aguda, cirrosis y cáncer de hígado.

Pero no todo son malas noticias, el desarrollo tecnológico vinculado a la salud ha tenido una curva explosiva en los últimos 8 años para la investigación y tratamiento de distintas enfermedades.

El 2017 fue un año en el cual la premisa estuvo puesta en como desarrollo tecnológico pueda llegar cada vez a más gente. Es decir, se tuvo una visión más sanitaria respecto al problema hepático.

Andrew Campbell, médico hepatólogo de reconocimiento mundial precisó en el portal de internet Infobae.com la importancia de las nuevas drogas contra la hepatitis C: "El arsenal terapéutico para combatir el virus de la hepatitis C ha vivido una importante revolución en los últimos años con la llegada de los antivirales de acción directa (AAD). Fármacos que alcanzan tasas de curación superiores al 95 por ciento, algo impensable hace unos años".

En esa línea se encuentra por ejemplo la reciente droga glecaprevir/pibrentasvir, que ha logrado una respuesta virológica sostenida (SVR) del 99 por ciento en pacientes con hepatitis C crónica y cirrosis compensada (genotipos 1, 2, 4, 5 y 6) y del 95 por ciento tras ocho semanas en pacientes con genotipo 3 sin cirrosis.

También se destaca el desarrollo de Sofosbuvir, un triple producto de ingesta de pocas semanas, que también rescata a los que no responden en una primera línea de tratamiento.

Son drogas pangenotípicas que permitirán curar a muchísimas personas, incluso a aquellas que hasta ahora no han respondido a los primeros tratamientos. Y también lograr la meta ambiciosa de la OMS, de erradicar la hepatitis C para 2030.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa