Cochabamba, miércoles 21 de febrero de 2018

Tips para una buena alimentación familiar

La experta Susan Bowerman aconseja disfrutar de la comida, en lugar de almorzar frente al televisor o hacerlo porque “es hora”.
ANF | | 21 dic 2017





¿Alguna vez comiste un balde entero de pipocas sin darte cuenta? Esa es la alimentación inconsciente. Ocurre cuando no estás concentrado en lo que comes y respondes a otras señales. En contraste, la alimentación consciente te puede ayudar a comer menos. Según la directora de Educación y Capacitación en Nutrición Mundial de Herbalife, Susan Bowerman, cuando te sientas a comer de manera consciente disfrutas más y, probablemente, termines comiendo menos. Comienza a prestar atención al aspecto de la comida en el plato, a los aromas y los sabores. Si estás con otras personas, disfruta de su compañía. Y si estás comiendo solo, siente el placer de concentrarte en tu plato y disfrutar de la comida sin distracciones. Uno de los primeros pasos de la alimentación consciente es prestar más atención a las razones que te impulsan a comer. La idea consiste en ser más consciente y no juzgarse severamente. Llevar un diario de alimentación puede ser algo muy útil. Cuando sientas la necesidad imperiosa de comer, anota qué te genera dicha necesidad. ¿Tienes hambre? ¿Estás cansado? ¿Estás ansioso? ¿Estás aburrido? Además, califica el nivel de hambre con una escala del 1 al 5, donde 1 significa que "no sientes el deseo de comer" y 5 significa que "sientes la necesidad imperiosa de comer". Al cabo de aproximadamente una semana, analiza tus patrones. Si sueles comer porque estás estresado, debes buscar otras alternativas que te permitan relajarte. Si observas que tu nivel de hambre antes de sentarte a comer es casi siempre 5, debes mejorar la planificación. Por ejemplo, puedes tener a mano refrigerios saludables, tales como barras proteicas o frutas.

¿Cómo superar las tentaciones?

Es dificil no tentarse en la previa de las Fiestas de Fin de Año con los platos calóricos, con los tragos y las trasnochadas que implican las reuniones con amigos, las despedidas del año y los festejos empresariales, entre muchos otros eventos. El problema es que, si no te cuidas, puedes llegar al Año Nuevo con varios kilos demás y, por qué no, con una indigestión.

Pero eso no quiere decir que te encierres en tu casa y evites cualquier reunión social. Para que no te quedes con las ganas de salir, te proponemos los siguientes consejos:

* Antes que nada, evita las gaseosas, el azúcar en exceso y el alcohol.

* El calor te da la excusa perfecta para reunirte con amigos. Prepara o pide ensaladas y platos magros y livianos.

* Trata de no comer grasa.

* Si te vas a una parrillada, elige el corte más magro y acompañalo con mucha ensalada.

* Elimina el pan.

* Has ejercicio al menos 30 minutos por día. No te olvides de llevarte la botella de agua.

- Guarda siempre una fruta en el bolso para comer cuando tengas hambre y no tentarte con bocadillos poco saludables.

- Toma un vaso de agua grande al comer.

Fuente:www.clarin.com

Consejo de una nutricionista

La nutricionista Laura Jorge dice a la revista Vogue que "no pasa nada por disfrutar de la comida en las fiestas navideñas si luego se vuelve a la normalidad, a la vida sana". Lo importante es que “no se caiga en las redes de las compensaciones” porque así se da vía libre para excederse, y luego se cae en alguna de esas dietas milagro que son perjudiciales para la salud".

Planificar ayuda a evitar problemas

* Planifica tus eventos y los días de vida sana, para encontrar un equilibrio.

* Inicia o aumenta tu actividad física.

* No te engañes: en Navidad, ¡no todo vale!

* Compra lo justo y necesario, así te ahorrarás las sobras.

* Aunque sea Navidad no debes de olvidarte del agua, las frutas y las verduras.

* Por cierto, ¿y si los dulces los haces caseros y sin azúcar?

Baja el consumo de bebidas alcohólicas

Los refrescos y el alcohol, recuerda Laura Jorge, "son bombas azucaradas”. El alcohol es, según la Organización Mundial de la Salud, teratogénico, neurotóxico, adictivo, perjudicial para el sistema cardiovascular y carcinogénico. También dijo: "No hay un consumo de alcohol libre de riesgos". Se puede tomar vino en las celebraciones, pero lo mejor es evitar el consumo de alcohol.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa