Cochabamba, jueves 22 de febrero de 2018

Los beneficios del yoga para la mente y el cuerpo

Sentir paz interior y un cuerpo flexible no son los únicos beneficios valiosos que ofrece esta práctica. Además, puede mitigar algunos tipos de deterioro cognitivo.
noticiasdelaciencia.com | | 21 dic 2017





La práctica regular de yoga puede ayudar a preservar zonas cerebrales asociadas con funciones tales como la atención y la memoria de trabajo en el transcurso del proceso natural de envejecimiento. Esto es lo que indica un nuevo estudio realizado en el Instituto del Cerebro del Hospital Israelita Albert Einstein, con sede en la ciudad de São Paulo, en Brasil.

Los científicos arribaron a esta conclusión tras analizar mediante resonancia magnética el cerebro de 42 ancianas. Todas ellas reunían condiciones de salud, edad y escolaridad análogas, pero solo la mitad de las voluntarias era adepta a la práctica del yoga.

“Los exámenes mostraron que la corteza prefrontal de las mujeres que practicaban hatha yoga desde hacía al menos ocho años era más densa si se la comparaba con la de las no practicantes. Este resultado sugiere que este ejercicio cumpliría un papel neuroprotector, al retrasar la degeneración cerebral que se produce con la edad, de la misma manera que retarda la pérdida de masa muscular”, dijo Rui Afonso, el primer autor del artículo en donde figuran resultados del estudio publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience.

Si bien el estudio realizado en Harvard incluyó a individuos de diversas edades, la diferencia de densidad cortical fue más significativa en los adultos mayores. “Decidimos realizar entonces el estudio con ellos únicamente. Optamos por el hatha yoga porque es más fácil encontrar practicantes de larga data y también porque es una ejercitación que tiene un componente meditativo”, dijo Harumi Kozasa.

El hatha yoga, originario de la India, es una de las técnicas de yoga más propagadas en Occidente. Consiste en la práctica de posturas físicas o asanas y también de técnicas de respiración conocidas como pranayamas, gestos (mudras) y contracciones musculares voluntarias (bandhas).

Por ende, aparte de equilibrio y fuerza muscular, su ejercicio demanda un esfuerzo de atención y concentración, y requiere incluso de la llamada memoria de trabajo, necesaria para cumplir tareas específicas, tales como la reproducción de algunas de las centenas de diferentes asanas.

Mejorar la memoria

Los ejercicios tradicionales de memorización son comparables con el yoga y la meditación en cuanto a la mejora de la memoria, pero el yoga proporciona un beneficio más amplio que solo reforzar la memoria porque también ayuda a mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y las capacidades de adaptación.

Perseverancia

Practicar cierta forma de yoga de meditación durante apenas 12 minutos al día, a lo largo de ocho semanas, produce una reducción en la actividad de mecanismos biológicos responsables del incremento de la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario. La inflamación, si se activa constantemente, puede contribuir a bastantes problemas de salud crónicos.

Equilibrio

En un estudio dirigido por científicos de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, en el que se ha usado yoga como terapia complementaria para adultos mayores afectados por las secuelas de un derrame cerebral, se han obtenido resultados prometedores en cuanto a mejoras en la capacidad de mantener el equilibrio, lo que podría ayudar a personas de este grupo a afrontar mejor el riesgo, mayor de lo normal, a sufrir caídas dolorosas e incluso fatales.

Las estadísticas relativas a derrames cerebrales y caídas son desalentadoras, ya que los estudios muestran que pueden cuadruplicar el riesgo de caídas y aumentan considerablemente el riesgo de romperse la cadera al caerse.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa