Cochabamba, sábado 20 de enero de 2018
Mega Menu Opinnión

Casita de jengibre

RECETA: Claudia montero FOTOS: Benjamín james | | 20 dic 2017



INGREDIENTES

•Masa: 6 tazas de harina 0000 (o harina sin leudante)

•½ cucharilla de polvo de hornear

•4 cucharilla de jengibre en polvo

•4 cucharillas de canela en polvo

•½ cucharilla de sal

• 170 grs de mantequilla a temperatura

ambiente

•1 y ½ tazas de azúcar morena

•2 huevos grandes

•1 cucharilla de agua

•Melaza:

•1 taza de agua

•1/2 taza de azúcar

1

Melaza: Calentar el agua en una olla grande.

 Agregar el azúcar y dejar hervir, revolviendo constantemente hasta que espese un poco y tome color oscuro.

Masa: En un bol, mezclar todos los ingredientes secos. 

 En otro bol grande poner la mantequilla y el azúcar.

 Batir hasta que la mezcla esté suave. Agregar los huevos y seguir batiendo.

 Incorporar el agua y la mitad de la melaza (ya fría), batir.

Agregar la mitad de la mezcla de la harina y revolver (primero con la batidora apagada para que no se levante la harina). Batir hasta que la mezcla esté suave.

2.

 Incorporar lo que queda de la mezcla de la harina. Amasar.

 Si la masa está muy suave, agregar un poco más de harina.

 Envolver la masa en un plástico y llevarla a la nevera toda 

una noche.

 Sacar la masa de la nevera y dejar reposar hasta que tome temperatura ambiente.

 Precalentar el horno a 180 grados y engrasar varias latas para hornear.

 Dividir la masa en 4 partes.

 Enharinar la mesa, colocar una de las partes de la masa sobre la harina y extenderla con un palo de amasar. Si es necesario enharinar un poco el palo para que no se pegue a la masa.

3.

 Espolvorear un poco de harina sobre la masa estirada antes de poner un molde de cartón previamente cortado con la medida de la casa que se quiere hacer.

 Con un cuchillo cortar la masa con la forma del molde de cartón, 

 Tallar la forma de las ventanas y puertas. Se puede usar cortantes de galletas. 

 Con la ayuda de una espátula, poner los pedazos de masa en la lata para hornear tratando de que mantenga su forma original, 

 Hornear los pedazos hasta que se doren, si es necesario darle la vuelta a la lata para que se cocinen uniformemente. Dejar enfriar.

 Pegar las paredes de la casa con melaza y decorar al gusto con glasé. 





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa