Cochabamba, sábado 20 de enero de 2018
Mega Menu Opinnión

Formas de acelerar el metabolismo

Dale un empujón a tu dieta con unos sencillos consejos para adelgazar mucho más rápido y sin hacer demasiados esfuerzos ni pasar hambre
www.elconfidencial.com- kidshealth.org | | 14 dic 2017



Si quieres adelgazar sin demasiado esfuerzo o, por el contrario, estás haciendo régimen y ejercicio y no consigues perder ni un gramo, tienes que centrarte en el metabolismo.

¿En qué consiste el metabolismo?

El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células del cuerpo. El metabolismo transforma la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar o crecer. Proteínas específicas del cuerpo controlan las reacciones químicas del metabolismo, y todas esas reacciones químicas están coordinadas con otras funciones corporales. De hecho, en nuestros cuerpos tienen lugar miles de reacciones metabólicas simultáneamente, todas ellas reguladas por el organismo, que hacen posible que nuestras células estén sanas y funcionen correctamente.

Cuando hablamos de un metabolismo “lento” o “rápido” nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Esto es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: es el conocido como metabolismo basal, esto es, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.

Aunque tener un metabolismo más o menos rápido depende mucho de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad –a partir de los 40 se ralentiza–, debes saber que se puede acelerar con algunos trucos.

De este modo, el metabolismo es una especie de malabarismo en el que intervienen simultáneamente dos tipos de actividades: la fabricación de tejidos corporales y la creación de reservas de energía, por un lado, y la descomposición de tejidos corporales y de reservas de energía para generar el combustible necesario para las funciones corporales.

El anabolismo, o metabolismo constructivo, consiste en fabricar y almacenar: es la base del crecimiento de nuevas células, el mantenimiento de los tejidos corporales y la creación de reservas de energía para uso futuro. Durante el anabolismo, moléculas simples y de tamaño reducido se modifican para construir moléculas de hidratos de carbono, proteínas y grasas más complejas y de mayor tamaño.

El catabolismo, o metabolismo destructivo, es el proceso mediante el cual se produce la energía necesaria para todas las actividades. En este proceso, las células descomponen moléculas de gran tamaño (mayoritariamente de hidratos de carbono y grasas) para obtener energía.

Hábitos saludables



1) Desayunar

Tomar un desayuno rico en nutrientes poco después de levantarse, literalmente, despierta tu metabolismo. Los expertos recomiendan los copos de avena con almendras y bayas, o una espinaca y una tortilla de queso feta con una tostada de grano entero para que el cuerpo funcione y se mantenga saciado durante más tiempo.

2) Hacer HIIT

El método HIIT, o entrenamiento de intervalos de alta intensidad, es más efectivo que otro, además es más seguro, ya que provoca menos lesiones que otro tipo de técnicas. El profesor Martin Gibala, considerado uno de los pioneros en la materia, aseguró al portal de intenet elconfidencial.com que bastaba practicar 10 ´sprints´ de un minuto, intercalados con un minuto de descanso, en una bicicleta estática, tres veces a la semana, para adelgazar y entrenar los músculos sin necesidad de pasar horas en el gimnasio. Son muchos los que han ideado entrenamientos similares desde entonces y su efectividad está más que comprobada.

3) Té verde

Karen recomienda una buena dosis de té verde, ya que "no solo es una bebida rica en antioxidantes, sino que también es un acelerador total del metabolismo".

Según una investigación publicada en ´The Journal of the American College of Nutrition´, las personas que tomaron cuatro tazas de té verde al día durante dos meses perdieron un promedio de dos kilos y medio más que los que solo bebieron agua. Y no es la única: un trabajo previo realizado en 2013 y publicado en la revista ´European Journal of Nutrition´ descubrió que los bebedores regulares de té verde pesan menos y tienen una cintura más pequeña probablemente gracias a las catequinas –flavonoides directamente relacionados con la pérdida de peso– que contiene.

4) No picar entre horas

El metabolismo funciona de manera más eficiente cuando nos alimentamos solo con tres comidas nutritivas al día con mucho tiempo para digerir entre ellas.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa