Cochabamba, lunes 18 de diciembre de 2017
Mega Menu Opinnión

En el país, cinco empresas reciclan solo el 3 por ciento de aparatos electrónicos

Reecicla de La Paz, Fundare y Bolrec de Santa Cruz, y Recumet y Recitronik de Cochabamba son las gestoras autorizadas para recibir estos residuos y hacer la disposición final, en coordinación con la Fundación Viva.
| | 05 nov 2017

Solo el 3 por ciento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (raee) se gestiona en forma adecuada en el país, el resto (97 por ciento ) tiene un destino incierto o queda en manos de recicladores informales que recuperan materiales de valor mediante procesos contaminantes y en condiciones laborales riesgosas, afirma la Fundación Viva en base a un diagnóstico realizado en 2016.

Para evitar estos riesgos, la Fundación Viva impulsó la formación de empresas que se dediquen al reciclaje de estos residuos. A la fecha son cinco en el país: dos en Cochabamba, Recitronik y Recumet; dos en Santa Cruz, Bolrec y Fundare; y una en La Paz, Reecicla.

La Fundación Viva puntualiza que existe la posibilidad de alentar la implementación de otras empresas de reciclaje en el país, pero bajo principios de especialización, es decir, que realicen trabajos que los actuales gestores no estén abarcando.

SANTA CRUZ

En la ciudad oriental funcionan dos empresas autorizadas: Bolrec, que empezó en 2014; y Fundare, que inició sus tareas en febrero de 2015.

Fundare logró reciclar hasta la fecha un poco más de 140 toneladas de residuos electrónicos, que los recibe de vecinos y de empresas o instituciones.

Las empresas llevan los residuos hasta las instalaciones de Fundare, donde se recibe bajo inventario, porque estos equipos son parte de sus activos fijos. Fundare les entrega certificados de recepción y disposición final.

Para acopiar los residuos de los vecinos, la empresa ha instalado 10 puntos fijos, cinco de los cuales reciben aparatos electrónicos pequeños.

Por su parte, Bolrec empezó con tres modalidades de recojo: compra, donación o cobro por el servicio. Con el tiempo se redujo a solo el tercero.

Mediante la disposición final que se hace con los residuos, Bolrec señala que se puede reciclar casi la totalidad de los aparatos, sin embargo, los porcentajes son variables, y esta empresa calcula que lo “valorizable” es un 30 por ciento .

Por su parte, Fundare señala que el material con valor de cada aparato electrónico es solo entre 6 y 15 por ciento (tarjetas de circuitos impresos o metales como chatarra, aluminio o cobre), pero todo depende de cada equipo. En algunos casos, el porcentaje es menor y en otros más.

El 90 por ciento restante, según Fundare, es plástico abs y residuos peligrosos como plomo y baterías que no tienen valor porque hay muy pocas empresas en el mundo que reciclan estos materiales.

Fundare asegura que, a través de su proyecto de gestión de raee, asume toda la responsabilidad de los residuos que recibe y hace un manejo de cada tipo de componente, “a diferencia del mercado clandestino que solo saca lo valorizable y deja lo no valorizable segregados en microbasurales o camuflándolos en vertederos o rellenos sanitarios, ahondando la contaminación”.

Ambas empresas cruceñas exportan las placas que recuperan; y los metales no peligrosos, como chatarra, se los comercializa en el mercado local. Los plásticos todavía no tienen un comprador.

“Las tarjetas de circuitos impresos, cables y algunos otros son exportados al exterior a empresas dedicadas al reciclaje responsable de este tipo de residuos”, señala Fundare.

Esta empresa realizó su primera exportación a la empresa SIMS en Estados Unidos, en diciembre de 2016, 7.5 toneladas de raee (entre tarjetas de circuitos, cables y otros). Para lograr esta venta tuvo que acopiar desde sus inicios en febrero de 2015 hasta la fecha mencionada.

La segunda exportación está planificada para noviembre y se enviará unas ocho toneladas.

Por su parte, Bolrec exporta diferentes componentes a un ritmo de entre 9 y 12 toneladas cada 10 meses.

“Para el plástico abs se busca todavía una disposición final responsable con el medio ambiente, dado que es un material complicado y son muy pocas las empresas dedicadas a esta labor, además que este material es el de mayor volumen en los raee”.

Para acopiar los aparatos eléctricos y electrónicos, Fundare suscribió un convenio con Emacruz, de manera que todos los residuos electrónicos que llegan a los Ecopuntos, y producto de las campañas municipales, son entregados a esta empresa.

LA PAZ

En la Sede de Gobierno, la empresa Reecicla trabaja en este rubro desde 2012 y hasta la fecha recicló más de 150 toneladas.

Jonnathan Butrón Claure, socio propietario, señala que sus principales clientes son las empresas que tienen almacenes saturados de basura tecnológica, que ocupa un espacio productivo y que les genera costo.

Reecicla realiza también campañas conjuntas con empresas privadas, fundaciones y entidades públicas municipales para acopiar estos residuos.

Varios de los componentes que se logran recuperar se los exporta a Bélgica, Alemania, China, Inglaterra, Suiza y Japón.

Butrón abunda que en Bolivia se llega hasta la separación por tipo de material, es decir, plástico, aluminio, vidrio, cables, circuitos, entre otros. Se los almacena de forma diferenciada y se exporta.

“En el exterior, cada ítem recibe un tratamiento especializado para darle una segunda vida útil”

ACUMULAN

La Fundación Viva considera que por el momento no es posible reciclar la totalidad de los raee que se genera, porque los volúmenes que llegan a los gestores formales son bajos. “Pero más que un tema de capacidad, el problema radica en el transporte y acopio, se sigue acumulando en hogares y empresas e instituciones”.

 Viva agrega que existe la idea equivocada de que los raee tienen un valor económico y pueden ser comercializados, por eso los guardan. Y cuando buscan venderlos se dan cuenta de que no es así. Por esta razón son botados sin tomar en cuenta el daño que generan al medio ambiente y a la salud de la población.

Algunas veces dejan los raee en la calle o los llevan a quebradas y lugares alejados donde los desechan dejándolos en contacto con el medio ambiente y contaminando. 

Para que la población pueda entregar sus aparatos electrónicos, algunas empresas prestadoras de servicios de aseo del eje instalan los denominados puntos verdes donde se reciben estos residuos.

De estos puntos verdes se los envía a las empresas gestoras autorizadas para la disposición final.

BENEFICIOS

Viva destaca que el reciclaje genera beneficios para la sociedad porque se crean nuevas fuentes de empleo, mejora las condiciones de vida de la población y la calidad del medio ambiente, evitando que sustancias nocivas lo contaminen y afecten la salud de las personas.

Hay formales e informales

“Los gestores autorizados tienen que cumplir con las normas y realizar una gestión de reciclaje responsable dando un destino final adecuado a cada una de las partes de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que tratan. Sin embargo, existe el problema de que no todos los gestores informales reciclan de manera responsable tomando en cuenta el medio ambiente y la salud de la población”.

FUNDACIÓN VIVA





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa