Cochabamba, Bolivia, Sábado 7 de octubre de 2017
Salud

Multidrogoresistencia: ¿la tercera ola de TBC?

 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 60.78431372549
Compartir
07/10/2017


“Un problema con el que hemos tropezado en los últimos años es que todas esas debilidades (los factores con los que explicó la pervivencia de la TB) y la habilidad del bacilo –que siempre ha ido escapando de las acciones contra él– han dado como resultado que este se haya vuelto resistente a los medicamentos”, apunta el neumólogo Víctor Hugo García, lo que complejiza aún más su tratamiento.

“Tenemos muchos pacientes cuyos bacilos no mueren con los medicamentos que les damos y necesitan otros, que son mucho más caros, y el tratamiento se hace más largo. Entonces, al final, estamos buscando que se mejore más el diagnóstico y tratamiento”, agrega.

Aunque prefiere ser cauteloso con sus estimaciones, reconoce que esta situación ha dado pie a considerar una seria posibilidad. “Durante la historia se han manejado tres tipos de epidemias [de tuberculosis], una que ocurrió antes de que existiera algún medicamento para contrarrestarla, que mató a millones de personas. La segunda epidemia, que se dio por la aparición del SIDA, lo que cambió la situación de la tuberculosis. Y ahora llega la tercera epidemia, que es la resistencia a drogas”, describe.

¿Cómo el bacilo de Koch desarrolló esta resistencia? “Aprendió” a adaptarse a los fármacos suministrados para eliminarlo. Y esto se debe, en gran parte, a la falta de continuidad del tratamiento.

De acuerdo a cifras del SEDES de Cochabamba, de los 560 casos de TB confirmados en el primer semestre de 2017, 42 corresponden a pacientes “previos”, es decir, que iniciaron el tratamiento en una o varias ocasiones anteriores, y que, tras haberlo abandonado antes de concluir, ante el regreso de la enfermedad, tuvieron que reiniciarlo.

Abandonar y retomar el tratamiento para la tuberculosis no solo implica tiempo y dinero –la primera ocasión dura seis meses, las siguientes el doble o triple de eso (si no más), y utilizando más fármacos, más fuertes y costosos (siempre cubiertos por el Estado)– sino que también le permite al bacilo entrenar sus mecanismos de defensa ante las drogas. Es por esto que profesionales como García y Alfredo Maldonado insisten en la importancia de seguir el primer régimen a cabalidad.

“El tratamiento es gratuito para todas las personas en toda Bolivia, gracias al Programa Nacional de Tuberculosis”, recalca Maldonado.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.