Cochabamba, Bolivia, Sábado 2 de septiembre de 2017
Salud

La familia puede ayudar a vencer al cáncer infantil

Las experiencias exitosas destacan la participación involucrada de madres, familias, instituciones y voluntarios.
 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 60.698689956332
Compartir
02/09/2017


Se define como cáncer infantil a aquella modalidad de la enfermedad que ataca a niños, niñas y adolescentes, según la Fundación Natalí Dafne Flexer de Argentina.

El tratamiento supone grandes exigencias para los niños y sus familias pues durante mucho tiempo deben armar su rutina familiar en función del hospital, de los horarios y de los cuidados que requiere el niño enfermo.

La Fundación indica que los procedimientos son dolorosos porque se debe tomar medicaciones y el niño tiene que soportar hacerse estudios, aceptar restricciones a lo que eran sus actividades cotidianas antes del diagnóstico y ver que no puede desarrollar las actividades propias de su vida infantil.

Con el diagnóstico confirmado hay muchas cosas que deben cambiar de forma inmediata.

Esta es una enfermedad que no otorga tiempos para aceptarla o digerirla, hay que iniciar el tratamiento de forma rigurosa.

En ese periodo, los papás deben aprender una gran cantidad de información, explicarle a familiares y amigos la evolución del niño, los síntomas, cuidar a los hermanos, mantener el núcleo familiar, resolver su situación laboral, seguir funcionando como soporte de su hijo y otros muchos detalles más.

Pero, debe entenderse que la experiencia de un niño con cáncer y su familia es altamente estresante.

Sin embargo, es una oportunidad para reconocer fortalezas, cambiar roles, aceptar ayudas, aprender de otros que pasaron por la misma situación y compartir intensamente el tiempo en familia.

Para que esto suceda, además de los recursos internos de la familia, es importantísimo el soporte emocional que padres y madres le ofrecen al niño en estas circunstancias.

Los especialistas de Flexer identifican situaciones similares que son tratadas de forma distinta por el papel de la familia, puesto que esos grupos, más allá de tener un enfermo de cáncer tienen a un NIÑO, ser humano que necesita jugar, ir a la escuela, distraerse, relacionarse socialmente, crecer y desarrollar sus capacidades, eso hace que el abordaje exitoso del cáncer infantil requiera que varias especialidades se integren en el tratamiento.



EXPERIENCIAS SATISFACTORIAS EN BOLIVIA Cochabamba se ha convertido en un escenario con muchos casos de niños bolivianos que han luchado por vencer la enfermedad. Por respeto a las familias se prefiere el cambio del nombre de los niños enfermos.

Óscar es uno de los casos, después de casi dos años en busca de diagnóstico lograron identificar su problema, estaba crítico y presentaba uno de los cánceres más agresivos que un niño puede soportar, muy cerca del cerebro.

Lo sacó de la enfermedad, el positivismo y la fuerza de una madre, capaz de apoyarlo y de acompañarlo en cada instante del proceso, aunque puso en riesgo su salud y la estabilidad de su familia por ayudar a su hijo, pero el milagro se hizo en prácticamente dos años de lucha, hoy él tiene 10 años y está sano.

Son cientos de niños que luchan contra el diagnóstico del cáncer, a su lado, generalmente, está su madre que se enjuga las lágrimas para transmitirle seguridad.

Su madre dice: “Lo importante es que se aprende a vivir en comunidad, apoyando y apoyándose, con una mente positiva”, es lo que permite manejar estos casos y salir adelante y tener la certeza de que vencer al cáncer es posible, pero con un trabajo emocional unido.

TIPOS DE

CÁNCER

INFANTIL

En niños y adolescentes, los cánceres no evolucionan como lo hacen en la población adulta, las afecciones cancerígenas más frecuentes son: Leucemias, tumores de sistema nervioso, de hueso, del sistema linfático (linfomas) y de hígado.

Leucemia Infantil, es el cáncer que afecta la médula y los tejidos que fabrican las células de la sangre.

Tumor infantil de cerebro y de médula espinal, son los tumores sólidos más frecuentes en los niños.

El cáncer de huesos pediátrico, se origina en el esqueleto.

Retinoblastoma es un tumor ocular que aparece en la temprana infancia.

El linfoma es un tipo de cáncer que aparece en el sistema linfático, intestino delgado, o en las glándulas linfáticas de cualquier parte del cuerpo.

Pese a que existen diversidad de denominaciones de otros tipos de cáncer que afectan a niños y niñas desde edades muy tempranas, debe entenderse que muchos de ellos que antes eran considerados de mal pronóstico desde el punto de vista médico, hoy son tratables e incluso vencibles gracias al desarrollo de los procedimientos y el avance tecnológico y farmacéutico.



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.