Cochabamba, Bolivia, Sábado 2 de septiembre de 2017
Salud

Combatir la depresión en cuatro sencillos pasos

No resulta extraño que se produzcan episodios de tristeza en tiempos de estrés lo importante es establecer rutinas positivas.
 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 58.181818181818
Compartir
02/09/2017


Los niveles depresivos en periodos de tiempo específicos alcanzan grados elevados en la vida de una persona, también hay episodios que aumentan la gravedad de los síntomas, por ejemplo; enfermedad de los hijos, fracaso laboral, fin del matrimonio, deudas, incomprensiones, todo ello puede generar un problema serio señala la psicóloga Joseth Añez.

Es necesario entender en estos periodos que no es útil remarcar las culpas o referirse continuamente al pasado, debe promover en sí misma, la capacidad de dejar las cosas que han sucedido en el olvido, no busque culpables, tampoco incida en la mala costumbre de atribuirse toda la responsabilidad por lo que suceda en su vida.

La sociedad de hoy, está marcada por una serie de desafíos nuevos que no existían décadas antes, por ejemplo: las instituciones exigen niveles de formación que no están acordes al nivel salarial ni al tiempo libre que ofrecen para continuar capacitándose, la incorporación tecnológica es importante para continuar vigente en los requisitos de desempeño laboral y no siempre son tan sencillos de aprender para algunas personas.

Por ello, es mejor acostumbrarse a combatir la depresión que tiene sus orígenes en la problemática laboral y mejorar sus niveles de autoestima de la siguiente manera:



PRIMERO Dejar de tener pensamientos negativos sobre sí mismo. Cada uno de nosotros debe ser su principal admirador, felicitarse por los éxitos pequeños, pero no publicarlos a cada instante, dejar en el olvido los pequeños fracasos de cada día porque todos los tenemos.



SEGUNDO Defina como objetivo lograr cosas pequeñas en vez de la perfección, piense en qué es bueno y en las cosas con las que disfruta. Aunque no todos tienen el trabajo de sus sueños o aman lo que hacen, por lo menos, busque ser una persona positiva pues, si bien no es perfecta, hace el mejor trabajo posible para apoyar a la institución y a los compañeros.



TERCERO Considerar los errores como oportunidades de aprendizaje. Es útil pensar que no ha llegado a donde está sin un proceso en el que ha aprendido a desenvolverse, sea en equipo, individualmente o por departamento, en todo ese largo periodo de tiempo aprendió a través de las equivocaciones, déjelas con su rol en su vida, no las satanice, pues a través de ellas vinieron oportunidades para ser mejor.



CUARTO Quererse tal y como es, identificando lo que se puede cambiar y lo que no va a hacerlo por mucho que se proponga, es requisito de positividad el agradecer por su vida, por la adversidad y por la oportunidad.

Positivismo

y relajación

en la vida laboral

La vida laboral a menudo crea situaciones de estrés que deben ser manejadas como la enfermedad de las sociedades desarrolladas. Todos los trabajadores viven con niveles altos de nerviosismo y otros llegan al paroxismo de presentar señales como ataques de pánico, ansiedad visible o dolores articulares.

Marcela Rivera, psicóloga con especialidad en trastornos de estrés, indica que la extensión de la jornada laboral, la exigencia creciente o la inestabilidad en el trabajo son fenómenos que atacan al rendimiento del trabajador, deja de sentirse importante, no tiene una alimentación saludable, no se refuerza su pertenencia a la institución y por tanto no existe un refuerzo de sus capacidades personales al servicio de los demás.

La especialista añade “no eliminará el estrés con una fórmula mágica, aprenda a convivir con él, pero desde una visión saludable de su estilo de trabajo, en otras palabras, mire el mundo con positivismo”.

Existen recomendaciones que ayudarán a reforzar su positivismo.

1. Tenga siempre su sagrada media hora para comunicarse con usted misma, regulando sus ansiedades, encomendando sus cargas y problemas y aprendiendo a dejar ir todo lo pasado.

2. Incluya gente positiva en su vida laboral, cuando usted se contacta con alguien que, directamente la jala al mejor día de su vida, termina agradeciendo por la vida de esa persona que ayudó de la forma más inesperada.

3. Incluya un periodo breve de tiempo para alimentarse saludablemente, tome agua, llévese una merienda baja en calorías, cree su espacio de reconstrucción espiritual diaria.

4. Incluya mucho color en su espacio, si su lugar de trabajo es ófrico o no tiene elementos que fomenten el ánimo, hágalo usted. en sus accesorios, incorpore un portavelas, trabaje en un material visual que la ayude a memorizar algo positivo, sea por la memoria o por los hechos que representan, por ejemplo una fotografía de las amigas más memorables que haya tenido en su viaje de graduación, un recuerdo es más positivo que una realidad sombría.

5. No pretenda contagiar el estrés a los otros, busque ser la compañera de trabajo más digerible que pueda tener alguien, nada la molesta, siempre está en paz, siempre es eficiente, pero no aspire mucho.

6. Desarrolle actividades colaborativas con los otros, así logrará recibir una dosis de gratitud cuando le toque un momento de necesidad.



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.