Cochabamba, Bolivia, Sábado 2 de septiembre de 2017
Salud

Cuidado con las dietas mágicas, son peligrosas

Acostumbramos admirar la estética de los cuerpos delgados y buscamos referentes ideales que no siempre están a nuestro alcance.
 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 58.518518518519
Compartir
02/09/2017


Baje tres kilos en dos días con la dieta, ocho kilos en una semana, reduzca esa barriguita de la noche a la mañana; esas son las promesas falsas en las redes sociales y en otros mensajes, muchas personas deciden hacer la prueba sin tomar en cuenta el peligro al que se someten. La sugerencia de los especialistas es que no ponga en riesgo su integridad física por intentar lograr los resultados que ofrecen.

En la sociedad actual, la necesidad de adelgazar se ha convertido en un negocio maravilloso, y esto es aprovechado por personas sin escrúpulos que comercian con productos de dudosos efectos y orígenes. Así encontramos todo tipo de pastillas, hierbas, aros, imanes, pulseras, ventosas, fajas y dietas.

Según la nutricionista Thalía Pérez, “siempre que una dieta reduzca significativamente la cantidad de calorías que su cuerpo se ha acostumbrado a consumir, se producirá una pérdida de peso. La cuestión es por cuánto tiempo y de qué manera se logra?”.

Por lo general, dice la especialista, al principio, las dietas demasiado reducidas en calorías producen una pérdida de peso, que es resultado de esta restricción. Sin embargo, al poco tiempo se produce un “efecto rebote” que hace que recupere el peso e incluso se llegue a engordar más que antes.

Esto sucede porque la mayor parte de la pérdida de peso no se produce por la reducción de la grasa corporal sino de agua y de glucógeno, una fuente de energía que se repone con facilidad con las comidas indica Pérez.

Sin embargo, el riesgo de las dietas “milagrosas”es que no preservan éticamente el equilibrio del organismo de quien se atreve a probarlas, en otras palabras se coloca en peligro el cuerpo, la salud y las defensas, exponiéndose a un serie de complicaciones que pueden llevar a estados graves de inanición o la misma muerte.



TIPS DE NUTRICIÓN La clave para adelgazar y mantenerse es realizar un plan de alimentación equilibrado, establecer un compromiso real con uno mismo y llevarlo a cabo con perseverancia según el portal buena salud.org.

Por eso, se debe tener en cuenta que un descenso de peso razonable para la mayoría de las personas es de alrededor de medio kilo por semana, después de la primera semana en la que se baja más por pérdida de líquido.

No tome una fórmula para adelgazar que le ha servido a otros, el desempeño del organismo es muy diferente de una persona a otra y no resulta medirse por parámetros de otros.

No existen fórmulas fáciles para adelgazar, ni resultados mágicos, no perderá veinte kilos en dos semanas y eso lo debe tener claro.

De ser posible, consulte con un especialista en nutrición, él podrá diseñar un modelo de dieta personalizado, adaptado a sus modelos de vida, a sus rutinas personales y, lo más importante, a su realidad física.

Cualquier modelo de dieta deberá estar diseñado de acuerdo a los gustos, posibilidades económicas, horarios y actividades de cada persona.

Recuerde que no puede cambiar abruptamente sus hábitos alimenticios, debe gradualmente incorporar cambios que el organismo pueda tolerar de mejor manera.

Debe modificar progresivamente los hábitos que son inadecuados, reconózcalos y haga la promesa de cambiar de forma permanente.

Toda dieta que inicie debe contener como mínimo 1.200 calorías por día, menos puede llevar a su organismo al colapso.

Considerar como descenso de peso razonable entre 500 gramos y un kilo por semana, salvo excepciones.

Su plan de dieta deberá ser equilibrado en las ingestas de vitaminas y minerales. La solución no está en prohibir alimentos, sino en controlar la frecuencia y el tamaño de las porciones, no coma demasiado.



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.