Cochabamba, Bolivia, Sábado 13 de mayo de 2017
Salud

Usan bótox en tratamientos estéticos y salud integral

 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 59.439252336449
Compartir
Por: TATIANA CASTRO ESCALANTE | 13/05/2017


La Toxina Botulínica o bótox es una neurotoxina producida por una bacteria denominada Clostridium Botulinum, cuyo uso médico permite aprovechar sus propiedades para el tratamiento de enfermedades neurológicas y como producto cosmético. 

El cirujano plástico, especializado en la Universidad de Guadalajara de México, explica que en los últimos años se ha incrementado la demanda del producto por sus "nobles y grandiosos" resultados. Detalla en qué caso es más requerido:



1. Arrugas faciales. Sin lugar a dudas, el bótox es el medicamento más usado en los músculos de la expresión facial. los sitios donde más se utilizan son en las arrugas de la frente, entrecejo y patas de gallo. El especialista dice que con la dosis adecuada y usada en los puntos claves, se conseguirá desvanecer esas líneas de expresión.

Antes se pensaba que únicamente las personas mayores de 50 años eran las indicadas para recibir este tratamiento, pero cada vez pacientes más jóvenes se aplican la toxina. Esto se debe a que si se aplica con anticipación en las zonas afectadas se demorará el proceso de envejecimiento y con "el plus de que te verás más fresco y juvenil".



2. Sudoración Excesiva. Este problema es frecuente y puede ser controlado con el uso de la toxina adecuada



3. Migraña. La mayoría de las cefaleas o dolores de cabeza se deben a problemas relacionados con el estrés a esto se asocia un espasmo de los grupos musculares del cuello y de la cabeza, se ha demostrado con las dosis adecuadas se puede mejorar esta condición y de esta manera "puedas olvidarte de las migrañas que no te dejan en paz"



4. Bruxismo. Es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, que puede generar dolor de la cabeza, mandíbula, cuello y oido y sobre todo el desgaste de los dientes, esto también se puede ver beneficiado con la aplicación de la toxina.

5. Corrección de cicatrices. Los últimos estudios han demostrado la utilidad de la toxina en casos de cicatrices queloides. Se trata de esquemas que requieren de varias sesiones para mejorar la apariencia de las marcas.



¿Quién puede recibir la toxina

con fines cosméticos?

Dorado dice que todos los pacientes mayores de edad que tienen la intención de mejorar en alguno de los casos mencionados. Se recomienda que no la reciban pacientes embarazadas ni pacientes que estén con quimioterapia por algún problema oncológico.

Es un procedimiento mínimamente invasivo que se debe llevar a cabo bajo medidas sanitarias de higiene. El efecto es temporal. Dependiendo del área que se trabaje varía el tiempo de duración. El tratamiento de las arrugas faciales tiene un rango de duración entre 4 a 6 meses, mientras que para los otros problemas el tiempo de duración oscila entre los 9 y 12 meses.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.