Cochabamba, Bolivia, Sábado 13 de mayo de 2017
Salud

Hacer las cosas por los hijos los vuelve inseguros

 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 60.265486725664
Compartir
13/05/2017


Todos los padres que quieren a sus hijos desean que crezcan de forma segura y que se sientan capaces ante cualquier circunstancia de la vida. Pero, sin darse cuenta, a veces pueden provocar lo contrario y destruir la autoestima de sus niños.

Los hijos necesitan que sus padres los apoyen y los alienten en todo lo que hacen. Deben recibir palabras de aliento, una guía apropiada para hacer las cosas mejor y mucho cariño.

Pero en ocasiones, los padres, sin darse cuenta, pueden estar diciendo o haciendo cosas que pueden determinar que el niño se sienta poco valorado y su autoestima se vea gravemente dañada. De acuerdo al portal lamente.esmaravillosa, hay que tener en cuenta algunos errores que se cometen, para ser conscientes de ello y que no suceda más.



NO HACER LAS COSAS POR ELLOS Una de las equivocaciones es hacer demasiadas cosas por ellos. Los niños quieren hacer las tareas por su cuenta, pero si se las realizan pensarán que no es necesario que no es su responsabilidad y dejarán de hacerlas. Cuando los hijos pueden hacer las tareas por su cuenta, podrán tener una gran sensación de logro, algo que les ayudará a sentirse bien consigo mismos.

Es posible que se quiera mostrar amor haciendo las cosas por ellos, pero no se les estará haciendo ningún favor. Si hacen las cosas por sus hijos, se les niega la oportunidad de que aprendan habilidades necesarias para la vida, algo que les perjudicará en su vida adulta. Se les prohíbe la satisfacción de ser independiente y de conseguir las cosas por sí mismos. Se les hace sentir que ellos solos no son capaces de conseguir lo que quieran.

En lugar de hacer demasiado por los hijos, es necesario que se le ayude a que ellos puedan hacerlo por sí mismos. Si se equivocan tendrán la oportunidad de volver a realizarlo y aprender de sus errores y su autoestima se verá reforzada.



DEJAR QUE COMETAN ERRORES Otro error es asegurar que es muy fácil el reto que deben encarar. Cuando se les dice algo como: “Eso es fácil, puedes hacerlo”, con el fin de motivar a los hijos y de animarles, ellos pueden pensar que hay algo mal en ellos porque lo ven difícil. Se sentirán desanimados y van a querer rendirse antes de tiempo. Esto puede perjudicar su autoestima.

Es importante que en lugar de decirles que es fácil, se les diga cosas como: “Esto puede ser difícil” o “Esto a tu edad me resultó difícil, pero con persistencia se consiguen buenos resultados”. Así, los niños podrán entender que aunque al principio sea difícil, si se trabaja duro podrán conseguirlo. Estarán motivados y su autoestima será fortalecida.

Si a los hijos solo se les muestra lo que hacen mal, pensarán que no valen para nada y que sus aptitudes son nefastas. Los errores son parte de la vida y todos deben aprender de ellos. Pretender rescatarlos para que no cometan errores o ayudar a evitarlos, les incapacitará ante la vida y su autoestima se verá dañada.

Si los niños no cometen errores y se les sobreprotege para que no lo hagan, no podrán desenvolverse en la vida y se convertirán en personas dependientes con un mal concepto de sí mismos. Pensarán que fallar es malo porque duele. Pero no se les debe robar la oportunidad de aprender de las equivocaciones, de admitir que están errados y de darles otra oportunidad.

En lugar de no permitirles que se equivoquen, se les debe enseñar a hacer las cosas de la mejor forma posible y a ser responsables de sus acciones. Así podrán tener una visión saludable de los errores y se darán cuenta de lo útiles que son para la vida.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.