Cochabamba, Bolivia, Sábado 31 de diciembre de 2016
Salud

Plantas de interior oxigenan y descontaminan el ambiente

 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 61.2
Compartir
REDACCIÓN | 31/12/2016


Las plantas de interior son beneficiosas para la salud porque purifican el aire. No solo incrementan los niveles de oxígeno en los hogares, sino que también reducen las toxinas del ambiente.

Es recomendable tener, al menos, una planta en la habitación en la que se duerme para un mejor descanso. También aportan color y vida al hogar.

Por medio del proceso de fotosíntesis, las plantas absorben el dióxido de carbono del ambiente y lo transforman en oxígeno, lo que complementa el proceso respiratorio de los humanos, quienes usamos oxígeno y exhalamos dióxido de carbono. Por ello es que las plantas mejoran la calidad del aire que respiramos y, en consecuencia, la salud.

Es importante tener cuidados especiales como el control de su temperatura y humedad. Algunas especies están adaptadas a entornos muy húmedos por lo que deben ser vaporizadas regularmente para compensar la pérdida de agua en ambientes más secos. Si observa que sus hojas se ponen amarillas y se caen es porque les falta humedad.

El sitio virtual worms menciona que en cuanto a la temperatura, una planta necesita para su desarrollo una media que varía entre los 12 grados en invierno y los 24 en verano, sin cambios bruscos que puedan alterar su crecimiento.

No debe colocarse a las plantas cerca de una fuente de calor, como una chimenea, o en contacto directo con el sol o expuestas a las inclemencias del tiempo, como por ejemplo en un balcón. También tenemos que tener cuidado con la calefacción y el aire acondicionado.

El riego va a depender de muchos factores, como el tipo de planta, su ubicación y lo elevado que sea el calor. En verano se tiene que cuidar que nuestras plantas estén frescas, pero sin ahogarlas. Ante la duda, se debe tocar con la yema de los dedos la tierra, si está húmeda entonces no es necesario regarla.

Hay que comunicarse

con las especies

Por más descabellado que suene, se ha comprobado que las plantas tienen capacidades sensoriales y que entienden perfectamente cuando se les habla. Así que es una buena idea saludarlas, hablarles y hasta colocarles nombres para identificar a cada una de ellas y expresarles su cariño y gratitud.

La iluminación adecuada también es importante. Cuando se elija el lugar para colocar las macetas se debe tener en cuenta que esté lo suficientemente iluminado. Lo ideal es que sea la luz del sol, pero si no puede ser, la artificial también servirá.

Hay que evitar los extremos, si la fuente de luz es muy fuerte e incide directamente sobre la planta puede provocar

quemaduras que afecten su crecimiento, mientras que si

una planta no dispone de la luz suficiente se marchitará y morirá.






Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.