Cochabamba, Bolivia, Jueves 13 de marzo de 2014
Salud

Diabetes, la mayor enemiga en la salud

 Votar
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 Resultado
  • Actualmente 56.538461538462
Compartir
13/03/2014



Considerada como uno de los mayores problemas dentro de la salud pública que va ganando terreno, además de causar efectos en el bienestar y en la calidad de vida de una persona. 

6 CONSEJOS ÚTILES PARA CUIDARTE

Educación 

Entender la enfermedad, su origen, sus causas, factores de riesgo y sus complicaciones es fundamental. Por eso, se debe realizar una educación inicial para cada persona diabética una vez que el diagnóstico ha sido establecido. Generalmente, se aconseja proveer esta información tanto a la persona afectada como a su entorno cercano. Es el primer paso para tomar decisiones adecuadas y respetar el tratamiento.

ALIMENTACIÓN

El control y la vigilancia de los alimentos ingeridos son primordiales para una persona diabética. De hecho, la alimentación representa un verdadero tratamiento, ya que permite evitar modificaciones importantes de la glucemia y prevenir la aparición de complicaciones en la salud como ser enfermedades cardiovasculares, renales, oftálmicas, entre otras. Por lo tanto, se debe respetar algunos pasos y adoptar una alimentación variada y equilibrada, evitando los alimentos y bebidas llenas de azúcar.

Actividad física

La práctica regular de un deporte permite bajar la tasa de glucemia, luchar contra la obesidad, mantener un peso adecuado y prevenir el desarrollo de varias enfermedades. Se recomienda optar por actividades físicas progresivas y prolongadas, privilegiando los ejercicios de resistencia. Los deportes ideales son el trote, la bicicleta, jardinería, danza, natación, gimnasia, entre otros.

PESO

Adelgazar consiste en un desafío para muchas personas afectadas. De hecho, un peso adecuado es particularmente importante para la gestión de la enfermedad, especialmente en casos de diabetes de tipo 2. El índice de masa corporal (IMC) es un método simple para establecer una relación entre el peso y el estado de salud de las personas. Se calcula dividiendo la masa en kilogramos entre el cuadrado de la estatura expresada en metros. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el IMC debe estar entre 18.5 y 25 para tener un peso saludable.

ALCOHOL

Contiene azúcar, lo que suele incrementar la tasa de glucemia. Asimismo, el alcohol participa en la toma de peso. Las personas diabéticas pueden consumir bebidas alcohólicas, pero deben adoptar algunas reglas y beber en cantidad limitada. De hecho, no pueden exceder 1 vaso de alcohol diario. Sin embargo, se debe evitar el consumo de cerveza y digestivos.

PIES

Las complicaciones de la diabetes afectan a los pies, ya que la enfermedad acarrea una disminución de la sensibilidad en los nervios de contacto, lo que impide la percepción de heridas o anomalías, que suelen amplificarse e infectarse. Esto puede provocar un riesgo de amputación si no se curan las heridas a tiempo. Se debe tener una higiene impecable de los pies y uñas, controlar regularmente el estado de los mismos y adoptar cuidados adaptados en casos de heridas.

Sus diferentes tipos y causas

tipo 1

Se conoce también como diabetes juvenil. En este caso, el páncreas produce poca cantidad de insulina. Por lo tanto, estos pacientes deben recibir una dosis externa de insulina para controlar la tasa de azúcar sanguínea. Generalmente, la diabetes de tipo 1 surge antes de los 30 años de edad. Se desconoce su causa exacta, aunque puede ser por factores hereditarios.

tipo 2

Agrupa el 90 por ciento de las personas afectadas por esta enfermedad. El páncreas produce insulina, pero no es utilizada por el organismo de manera eficaz. En algunos casos, la insulina es producida en cantidades insuficientes. Generalmente, se desarrolla esta forma de diabetes después de los 40 años de edad y en las personas que presentan un exceso de peso. Los otros factores de riesgo son la falta de actividad física, los malos hábitos alimenticios, una tasa de colesterol alta y una presión sanguínea elevada. También existen factores hereditarios.

gestacional

Es una afección temporal, la cual desaparece generalmente luego del parto. Se manifiesta en 2 a 4 por ciento de los embarazos. Consiste en un estado de intolerancia a la glucosa. Puede provocar complicaciones severas para la madre y el bebé. También suele aumentar la probabilidad de padecer la diabetes de tipo 2.

LA PREVALENCIA DE ESTA ENFERMEDAD Y SU AMENAZA PARA LOS BOLIVIANOS

//

Rolando Herrera Gutiérrez

Presidente Sociedad Boliviana de Medicina Familiar

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por la falta o la resistencia de las células a la insulina, hormona funcionalmente muy importante y que es secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas, órgano de secreción interna y externa que se encuentra en la parte superior y media de la cavidad abdominal.

Pero más allá de esa compleja y seguramente poco comprensible presentación, la diabetes mellitus es una verdadera plaga del nuevo milenio, que sin ser una enfermedad reciente como el SIDA por ejemplo, esta alcanzando una proyección epidémica impresionante, afectando en algún momento la vida por lo menos al 10 por ciento de cochabambinos y bolivianos.

Indudablemente es pertinente destacar el por qué se convierte en una entidad dramáticamente penosa y de alto impacto, ya que la mayoría de los casos de insuficiencia renal crónica terminal, amputaciones de pies, ceguera irreversible, dolor neuropático, infartos de miocardio, accidentes vasculares, embolias, tiene como cofactor común la presencia de la diabetes mellitus.

Es un problema de salud pública por su alta prevalencia, término epidemiológico utilizado para evaluar prácticamente, el porcentaje de personas aquejadas por una enfermedad, siendo la cifra estimada de un millón de personas que sufren esta enfermedad o sus complicaciones en nuestro país.

Existen factores inmodificables que nos hacen susceptibles a sufrir la enfermedad, piense por ejemplo en el factor genético o de herencia, siendo muy poco probable que no sepa de la existencia de un familiar consanguíneo o político que viva con esta enfermedad.

Pero existen otros que son parte de nuestra cultura social y gastronómica que nos hacen mucho más susceptibles, multiplicando progresivamente las posibilidades de padecer diabetes.

Indudablemente la gastronomía boliviana, diversa en el oriente, el valle y el altiplano, tiene algo en común, el delicioso sabor que mientras más intenso, es más diabetógeno y en cuanto a las verduras y las frutas en el 99 por ciento de la cocina boliviana, son elementos decorativos.

Imagínese cualquier plato típico, tiene verduras siquiera en un 5 por ciento . Sin embargo, entronizamos al maíz, nos encanta el mote, el arroz, el fideo, el chuño y lo asociamos al pan, e indudablemente es indispensable la papa o la yuca, no podemos imaginar ningún platillo de la cocina boliviana que tanto nos enorgullece que podamos disfrutarlo sin estos elementos gastronómicos.

Si lo anteriormente expuesto, lo asociamos a lo cultural y a las costumbres festivas que fomentan el consumo de grasas saturadas, bebidas carbonatadas con azúcar, el sedentarismo y el fomento inmisericorde a las bebidas alcohólicas, obtenemos un colchón base fundamental para el desarrollo de la enfermedad, inclusive en personas que no tienen factor de riesgo genético.

Otra preocupación cotidiana para los médicos bolivianos, es indudablemente la cantidad de personas con sobrepeso y algo mucho más preocupante, los médicos de familia y pediatras están encontrando cada vez más niños con sobrepeso que desarrollan tempranamente diabetes mellitus tipo 2, un tipo de la enfermedad, hasta hace algunos años desconocida en menores de 15 años.

Por lo tanto la diabetes mellitus es un gran problema de salud pública, situación en la cual todos estamos involucrados en su prevención, diagnóstico precoz y tratamiento continuo.

Contactos: enfoquealasalud@bolivia.com



  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.